Calle en el fraccionamiento Granjas parece un potrero: está lleno de charcos

Por algo los que vivían en el fraccionamiento Granjas querían pertenecer a Kanasín, pero tras la división limítrofe quedaron en ese municipio y la calle 42A  con 61 del fraccionamiento “Ampliación de Granjas”, es un potrero.

Los granjeros durante diez años han sufrido el abandono de las autoridades municipales y por ello, enormes lagos han invadido el pavimento, haciendo imposible poder pasar con tranquilidad, sin importar si lo haces con un vehículo o a pie.

—He visto como varios moto taxis se quedan atorados y hasta se caen los pobres por intentar pasar por aquí, ya por eso prefieren no entrar. Caminando no es mejor, porque por culpa del agua que no se va, las escarpas están todas mojadas y resbalosas, por lo que mucha gente se ha caído —indicó un vecino de la calle, que prefirió no decir su nombre por miedo.

Por las lluvias, los moscos son insoportables para los pobladores.

Texto y foto: Víctor Alfaro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *