Campeche es tercero en mortalidad materna

De acuerdo con un reportaje, la entidad cuenta con 48 de Razón de Mortalidad Materna (RMM) por cada 100 mil nacidos vivos

Mientras en este sexenio, los priistas Alejandro Moreno Cárdenas y Carlos Miguel Aysa González malgastan los recursos públicos federales destinados a la salud de los campechanos, el estado de Campeche ocupa el tercer lugar en mortalidad materna en el país.

La entidad campechana, con 48 de Razón de Mortalidad Materna (RMM) por cada 100 mil nacidos vivos, es superada por Chiapas y Guerrero, en este índice que la organización Acción Ciudadana frente a la Pobreza calificó de “escándalo inaceptable”.

En “La muerte tiene permiso. Reportaje especial sobre moralidad, sistema de salud y pobreza”, la agrupación civil señaló que la mayoría de las mujeres que mueren por parto en México son pobres y destacó que “la mortalidad por parto se ha incrementado en 2020, 31 por ciento más que en 2019 y 38 por ciento más que en 2018 a la fecha (mediados de octubre)”.

“La muerte por parto, por dar vida, es un escándalo, pues es totalmente evitable con el conocimiento médico y los tratamientos disponibles en el sistema de salud” y “reflejan la falta de acceso a servicios de salud de nivel primario y básico. Sus causas son tratables”, aseguró.

Citó que los estados con mayor mortalidad materna son: Chiapas, con 57.6 de RMM; Guerrero, con 53.8; Campeche, con 48, y Oaxaca, con 46.

La organización manifestó que “aunque la muerte no reconoce estatus socioeconómico, quienes viven en pobreza tienen mayor probabilidad de morir antes de tiempo”.

“En México, todavía hay muertes por enfermedades producto de la pobreza extrema. Es un escándalo inaceptable”, insistió.

En ese sentido mencionó que “el 72 por ciento de las mujeres muertas por parto tenían un nivel educativo menor a educación media superior (bachillerato) completa; el 10 por ciento carecía de afiliación a servicios de salud y 60 por ciento solo tenía “Seguro Popular”; solo el 22 por ciento tenía seguridad social y el 70 por ciento carecía de ingreso propio, eran mujeres con trabajo no remunerado en casa”.

Sin embargo, Acción Ciudadana frente a la Pobreza resaltó que “el sistema de salud que es el remedio para evitar muertes prematuras, está moribundo, debilitado, con males estructurales que deben curarse”, pero advirtió que “sí hay alternativa a esta tragedia: Lograr servicios públicos de salud que funcionen debe ser la prioridad nacional número 1 después de esta pandemia”.

  Texto y foto: Agencia

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *