Campesino muere al ver sus pertenencias destruidas

Don Pastor vivía con su familia en el barrio de Xlah’Ka, de la comisaría de Xul, una de las más afectadas por Cristóbal.

El señor Pastor Bah, quien vivía con su numerosa familia en el barrio de Xlah’Kah, de la comisaría de Xul, sobrevivió a la inundación gracias a que lo llevaron a casa de un familiar en la parte elevada de esa comunidad.

Al pasar la tormenta, don Pastor y su familia decidieron regresar a su casa después de que las aguas bajaron, pero al acercarse a su hogar, vio todo su maíz inservible, bultos de semilla de pepita de calabaza despedazadas y sus ropas inservibles.

Esa mañana del lunes, don Pastor se dirigió a su milpa y al no regresar, lo fue a ver su familia y lo encontraron sin vida. Al parecer, falleció a causa de un infarto severo al miocardio, quizás por no poder soportar toda la destrucción que originó la inundación en su casa.

Don Pastor, como se le conoce, es el patriarca de una numerosa familia, hombre de bien que viene a ser la primera víctima del daño colateral que originó el paso de Cristóbal.

El ahora fallecido era muy apreciado en su comunidad, ya que vecinos y familiares lamentaron lo sucedido. El ahora occiso se le dio cristiana sepultura en Xul, comunidad en el que vivió y trabajó toda su vida.

Texto y foto: Bernardino Paz Celis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *