Campesinos antorchistas no recibieron ningún apoyo en 2019

La administración estatal de Mauricio Vila Dosal quedó a deber en el campo, por lo menos a los afiliados del Movimiento Antorchista, a los que nunca les resolvieron sus problemas como el del programa “Peso a Peso”, pese a las promesas de solución que les hicieron desde la Secretaría de Desarrollo Rural, afirmó la lideresa en el estado, Aleida Ramírez Huerta.

Además, dijo, otro renglón en el que se falló a los campesinos y pobladores del interior del estado fue en la obra social, “en el que definitivamente no hubo nada”.

Entrevistada con relación al informe de labores del gobernador el domingo pasado, Ramírez Huerta aclaró que hablaría a nombre de su organización, pero que ese mismo trato se recibió en todo el territorio yucateco.

“Nosotros insistimos no una, sino muchas veces, en nuestra petición para que se resolviera el apoyo para los campesinos en el programa Peso a Peso, no hubo respuestas a pesar de que sí hubo compromisos directos del secretario de Desarrollo Rural, de que se iba a considerar y resolver. Nosotros, puesto que es gente que es responsable de una dependencia, ingenuamente creímos que iba a darse una solución y nunca llegó”, señaló.

No obstante, esperan que esta situación no siga ocurriendo, aunque el recorte que hubo de la Federación en el apoyo al campo seguro será pretexto.

Recalcó Ramírez Huerta que el discurso de que no se dan apoyos porque se va directo al campesino es mentira, pues no va directo ni a través de las organizaciones, como era antes.

Como se recordará, en su mensaje durante el Informe de Gobierno, Vila Dosal dijo que en el tema del campo se trabajó a favor de los hombres y mujeres que dependen de este tipo de actividades con apoyos a tiempo y a quienes más lo necesitan, por lo que se dio un apoyo histórico a 25 mil productores.

Al respecto indicó que a través de Peso a Peso, 14 mil productores fueron beneficiados, es decir todos los que cumplieron con los requerimientos, siendo un 80% de ellos la primera vez que participan en este esquema.

Adicionalmente, añadió el mandatario, fueron 2,700 beneficiarios del esquema de entrega de equipo y maquinaria, se construyeron 75 kilómetros de caminos saca cosechas y se lanzaron los programas Veterinario en tu Rancho y los de mejoramiento de suelos agropecuarios y genético, entre otras cosas.

“Pero yo puedo decir que cuando menos a una buena parte de nuestros agremiados no les llegó el apoyo. Nosotros nos manifestamos a favor de la gente que representamos, pero hay muchos campesinos que necesitan el apoyo, no solo el programa Peso a Peso, sino proyectos productivos y actividades que ayuden a resolver la situación tan complicada que se vive en el campo”, afirmó Aleida Ramírez.

El apoyo al campo, advirtió, no solo es hacer caminos saca cosechas, pero hay que ver a quiénes les hicieron esos caminos y si realmente beneficia a los campesinos.

Solo en el Movimiento Antorchista, puntualizó, “2,500 personas se quedaron sin apoyos, lo que se traduce en 2,500 familias”.

Solidaridad con manifestantes

Sobre la manifestación del pasado domingo donde se generó violencia, Ramírez Huerta dijo que se solidarizan con los ciudadanos y que el Movimiento Antorchista volverá a las calles en cualquier momento para llamar la atención de las autoridades con respecto a las obras sociales y el apoyo a los campesinos que más lo necesitan, por lo que esperan no pasar por lo mismo.

“Nosotros vamos a salir a protestar, no crean que ya nos olvidamos de la protesta, definitivamente si algo caracterizó al 2019 fue la ausencia de obra social, sobre todo para las comunidades”, señaló.

Es cierto que a la capital del estado algo de obra se le hizo, pero es porque es la ciudad más segura, pero ¿qué pasa al interior del estado?
En los municipios, que es donde viven los más pobres y los que mayor necesidad sufren, no se les ayudó en nada.

No a los impuestos nuevos

“Nosotros consideramos que los impuestos desafortunadamente el que lo paga es el bolsillo del pueblo y Antorcha siempre ha propuesto que sea progresivo. Es decir, que pague más el que más ingresos tenga. Pero ¿qué es lo que pasa?”, preguntó.

Finalmente, señaló, el que paga es el trabador porque es cautivo, nadie le pregunta, simplemente se le descuenta de su salario y ni puede protestar, o bien como se pretendía en el caso del impuesto por la seguridad en el que te lo iban a cobrar en el recibo de luz.

“Nos hemos pronunciado en contra de esta política que siempre afecta el bolsillo de la gente que menos posibilidades tiene, incluso de recibir ingresos para llevar una vida decorosa, porque no están preparados”, destacó.

Por último dijo que es cierto que en el estado hay empleos por encima de la media nacional, pero son empleos con sueldos muy bajos, también de los más bajos en todo México.

Texto: Esteban Cruz Obando
Fotos: Luis Payán / Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *