Canirac promueve la creación de acuerdos con los 3 niveles de gobierno para reactivar la industria

La pandemia de Covid-19, ha ocasionado el cierre de 2 mil 700 restaurantes, y la pérdida de 10 mil 800 empleos en Yucatán, cifra que aún sigue creciendo, según dio a conocer el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurante y Alimentos Condimentados (Canirac) Roberto G. Cantón Barros.

“De las 13 mil 500 unidades de negocios de venta de alimentos preparados que se tenían, al menos el 20% han cerrado de forma definitiva, quienes continúan operando, haciendo un gran esfuerzo, para no cerrar, ya que esto significaría la pérdida de sus ingresos familiares y el patrimonio que se ha forjado en años de trabajo” manifestó.

Reconoció que esta crisis actual, ha sido un reto para la industria, ya no estaban preparados para enfrentar una situación como esta, sin embargo, el plan de vacunación les da una luz de esperanza y los alienta a continuar de pie.

No obstante, agregó que aún tienen que lidiar con las restricciones operativas que afectan la entrada de ingresos, no obstante, reiteró que estos establecimientos son lugares seguros, en donde se cumplen con los protocolos y medidas sanitarias.

Consideró que para que se dé una recuperación total, dependerá del ritmo en el proceso de vacunación, para poder pensar en las cifras que registraban en ventas y afluencia hasta antes de la pandemia.

Por su parte, la cámara a nivel nacional lanzó un comunicado en donde pide que se promueva la creación de acuerdos con los tres niveles de gobierno, para que se dé una reactivación en ese sector.

Con estas acciones se busca recuperar los 5.6 millones de empleos directos e indirectos que esta industria generaba antes de la contingencia sanitaria en el país.

En dicho documento destacan que para que esto se pueda dar, se requiere generar las condiciones que garanticen el resurgimiento de la industria por medio de incentivos fiscales, respaldo financiero para la obtención de créditos, promover la simplificación administrativa, evitando la sobrerregulación.

La Canirac también solicita a la autoridad federal el acceso a la vacuna a los colaboradores, y que se acelere la campaña de vacunación, a fin de brinda mayor confianza en los clientes.

Aseguran que la reactivación del sector restaurantero repercutirá en la amplia cadena productiva en la que incide, y, por consiguiente, favorecerá a miles de productores locales que están detrás de cada establecimiento.

Antes de esta crisis, la industria restaurantera comprobaba 100 mil millones de pesos de insumos a productores nacionales, 56% venían directamente del campo.

La cámara lamentó el cierre de negocios, ya que muchos dueños de restaurantes han hecho un esfuerzo para poder sobrevivir a esta difícil situación económica por la que atraviesa el país, por lo que esperan que con estos acuerdos que se puedan dar, tengan la posibilidad de poder reabrir.

Finalmente reiteró su compromiso de seguir reforzando las medidas de higiene en los negocios, promoviendo espacios seguros, no solo para los clientes, sino para los colaboradores y proveedores.

Texto y foto: Georgina Bacelis.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *