Capacidad del relleno sanitario está rebasada

La problemática de la Basura es una de las principales que aqueja al puerto de Progreso, y una de sus causas es la falta de un adecuado relleno sanitario, por lo que la disposición final de la basura es un problema también para el puerto.

El actual relleno sanitario ubicado en la carretera Mérida-Progreso cerca de la comisaría de Paraíso ya no se da abasto para alojar la enorme cantidad de desperdicios que se genera en el puerto y sus comisarías.

Por lo anterior, la actual administración de Julián Zacarías Curi optó por dejar de utilizar este relleno sanitario, y en su lugar comenzó a hacer uso del depósito de la ciudad de Mérida, esto con el permiso y apoyo del alcalde Renán Barrera; sin embargo, los recolectores de basura del puerto señalan que es necesario un depósito para Progreso.

Al respecto, Zacarías Curi dijo que aún no se sabe qué ocurrirá con esta situación. “Es una situación delicada, aún no se sabe si junto con el gobierno del Estado buscaremos invertir en un depósito regional o se creará un nuevo depósito local”, expresó y agregó que aunque es posible que haya un proyecto para el depósito de basura, todavía no hay nada en concreto.

Según comentan encargados del basurero, éste ya llegó a su límite máximo, ya que las celdas están completamente tupidas y ya no pueden seguir recibiendo desperdicios. Además de que gran parte de los cúmulos de basura se encuentran en llamas y por la enorme cantidad de basura éstas no se consumen, causando gran contaminación.

Desde administraciones pasadas, diariamente entraban al basurero miles de kilos de desperdicios y no se tenía un correcto plan de reciclaje y separación, simplemente se arrojaba todo junto sin discriminar.

Texto y foto: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *