Celebran a Jackie Robinson

Mientras el japonés Shohei Ohtani deslumbra con su capacidad para batear y lanzar a niveles superiores, su compañero de equipo en los Angelinos de Los Ángeles, el dominicano Albert Pujols se acerca más rápido de lo esperado a la marca de los tres mil hits y al final de la temporada bien podría ser el tercer pelotero de la historia con tres millares de imparables, 600 jonrones y dos mil carreras impulsadas.

Los bateadores dominicanos Gregory Polanco, de los Piratas de Pittsburgh, y Hanley Ramírez, de los Medias Rojas de Boston, y el curazoleño Didi Gregorius, de los Yankees de Nueva York, comienzan el fin de semana como los líderes de carreras empujadas, en tanto que el mexicano Roberto Osuna, de los Azulejos de Toronto Blue, y el quisqueyano Jeurys Familia, de los Mets de Nueva York son los primeros en salvamentos de una temporada en la que los jardineros Aaron Judge y Giancarlo Stanton, de los Yankees, y Mookie Betts, de los Medias Rojas, arrancaron el calendario como fuertes candidatos al Jugador Más Valioso de su liga.

Nada de eso fue posible durante más de medio siglo en las ligas mayores, que entre 1876 y 1946 básicamente operaron bajo el entendido de que sólo los hombres blancos tenían derecho a jugar pelota. Hasta el histórico 15 de abril de 1947, cuando Jackie Robinson debutó con los Dodgers de Brooklyn (ahora en Los Ángeles) y abrió las puertas para los afroamericanos, asiáticos, hawaianos nativos y latinoamericanos, entre otros.

El debut de Robinson ha sido el acontecimiento más importante en la historia de las ligas mayores y posiblemente uno de los más significativos en la historia del deporte profesional. No es por casualidad que la oficina del comisionado celebra cada 15 de abril el “Día de Jackie Robinson” y no es por capricho que el #42 que usara el antiguo 1B y 2B de los Dodgers sea el único número retirado por completo de todo el béisbol.

De acuerdo con datos de la oficina del comisionado de la MLB, en las nóminas de 25 jugadores de los 30 clubes del día inaugural el 8.4% de los peloteros eran afroamericanos/afrocanadienses, que es el porcentaje más alto en las últimas seis temporadas. De este grupo, el 70% de los jugadores tienen 30 años o menos, un aumento del 5% desde el 2015.

Texto y foto: Agencias

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: