Celos e infidelidad

RENÉ EMIR BUENFIL VIERA
psicrenebuenfil@gmail.com

En mi consultorio el motivo por el que la mitad de las parejas llegan a consulta es la infidelidad, uno de los conflictos que se desatan si una pareja decide seguir unida y venir a terapia para superar, perdonar o sanar las heridas emocionales de la infidelidad de una o ambas personas son los celos, y es que si eres una persona celosa tienes miedo que te engañen, y cuando eso se confirma es como si tu peor temor se hiciera realidad.

¿Pero qué pasa después de eso, cómo continuar esa relación? En muchas ocasiones los celos se salen de control porque se vuelven paranoia, cada vez que tu pareja sale a la calle, cada notificación que escuchas en su celular o cuando la vez chateando o hablando por teléfono puedes pensar que te está engañando, y vivir así es desesperante, es como estar a la expectativa de en qué momento lo va a volver a hacer o sospechar que lo sigue haciendo, independientemente si tú lo hayas hecho también o no, y si se lo dijiste o no, porque pudiera creerse que si ambas personas fueron infieles no hay nada que reclamar porque fue algo “parejo” aunque no necesariamente es así.

Otra situación complicada es la necesidad que tiene la persona engañada de saber los detalles del engaño, y la negativa de quienes engañan a dar estos detalles, ese suele ser un motivo de pleito constante.

La buena noticia es que sí existen maneras de comenzar un nuevo capítulo en la vida de estas parejas si eso es lo que ambas personas desean y se comprometen a trabajarlo en terapia psicológica, el ego herido a partir del engaño, la sinceridad de admitir lo que estuviste sintiendo todo este tiempo y quizá no lo quisiste decir porque la relación ya estaba fracturada o en crisis, la capacidad de entender que ambas personas son responsables de ciertas decisiones individuales y como pareja cometieron también errores o dejaron de hacer ciertas cosas, incluso analizar los motivos por los que ambas personas quieren continuar o recuperar la relación, y a qué tipo de relación regresan, si es posible recuperar lo perdido y cómo poner orden al caos, y yo como terapeuta decirles que los resultados de este trabajo pudiera ser que alguien o ambas personas llegaran a la conclusión de que lo mejor es terminar o ya no quieren la relación, o ya no es lo que necesitan, como una posibilidad que quizá no quieran ver, pero es prudente considerar para tener expectativas realistas.

Reconstruir la relación, incluso empezar desde cero, que los esfuerzos vayan a ser un “nosotros”, más que la lucha de poder de primero se hace lo que tú dices, luego cuando te hartes yo cedo, alimentando individualidades en lugar de unión, hay muchos mitos y creencias sobre las emociones, la fidelidad, el romance, la sexualidad y la libertad por reflexionar para descubrir qué les funciona hoy, y enfocar las energías no en cambiarse mutuamente, sino en aceptarse tal como son, reconocer sus límites personales y de pareja para restaurar, renovar y afianzar su unión con motivación y amor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *