Chris Pratt, la celebridad del momento

El actor estadunidense Chris Pratt se ha convertido en uno de los personajes más de moda en Hollywood con su aparición en películas como “Guardians of the Galaxy” y ahora “The Magnificent Seven”, que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).

Pratt se ha ganado el aplauso de la crítica desde su aparición como secundario en la serie de televisión “Parks and Recreation”.  El actor también es conocido por sus vaivenes físicos, ha ganado y perdido más de 30 kilos para interpretar papeles en “Delivery Man” o “Zero Dark Thirty”, una muestra de su compromiso y disciplina con la profesión. Pero a Pratt también se le conoce en Hollywood como uno de los tipos más agradables de la profesión. Así lo han señalado recientemente el director de “The Magnificent Seven”, Antoine Fuqua, y su compañero de reparto, Denzel Washington.

Durante una entrevista, Pratt se ríe inicialmente cuando se le pregunta si se considera una buena persona pero rápidamente su semblante se tensa para responder con seriedad, buscando las palabras adecuadas. “Para algunas personas no es importante que otros piensen que son unos p…. A algunas personas no les importa. A mí me suele importar si alguien piensa que soy un pendej*”, declara Pratt en una habitación del hotel Four Seasons de Toronto. “Estaría desolado si alguien pensase que soy un pendej*. Así es como me criaron. Siempre fue importante para mí”, continuó. “En parte fue algo intuitivo porque cuando entré en este negocio como un joven, vi cómo cambiaba a la gente, cómo el dinero y el poder y la fama pueden transformar buena gente en malas personas”, explica. “No estoy diciendo que no me va a pasar. Espero realmente que no me pase. Espero que pueda decir que todavía no me ha pasado.

Es importante para mi tener los pies en el suelo, recordar de dónde vengo y ser una buena persona para otros”, continua. Para Pratt, la familia es especialmente importante.

Atribuye a sus padres, junto a otras figuras de autoridad de su adolescencia, el quién es hoy. Y su refugio entre película y película es la familia que ha formado con su esposa, la actriz Anna Faris, y su hijo Jack, de cuatro años de edad. Pratt ha definido a su padre, Dan Pratt, quien murió en 2014 de esclerosis múltiple y que trabajó primero como minero y posteriormente como capataz, como un “padre de la vieja escuela”.

El Universal

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *