Colocación de árboles en el Centro Histórico, beneficio futuro para todos los meridanos

¿Se ha preguntado por qué el Gobierno del Estado prefirió colocar árboles en el Centro Histórico como parte del nuevo sistema de movilidad urbana?

El proyecto, que consta de instalar dos mil macetas con árboles, permitirá guardar distancia entre los peatones.

La respuesta la dio el mismo gobernador Mauricio Vila Dosal, ayer en sus redes sociales:

“De manera paulatina se estarán instalando 2 mil macetas con árboles que van a mejorar la imagen del Centro Histórico, van a dar sombra, ayudarán a no contaminar, delimitarán la ampliación de espacios peatonales en 36 vialidades y permitirán guardar la sana distancia entre las personas que caminan por estas calles para cuidar la salud de todos”, escribió el mandatario.

La verdad es que la idea no es nueva, se ha implementado en otras ciudades, pero sí es novedad en la capital yucateca, en donde su colocación tendrá doble beneficio: delimitar las calles y sumar al embellecimiento, lo que será un atractivo más para los turistas, que poco a poco van a llegar con la reapertura de las zonas arqueológicas.

Ahora bien, ¿Qué beneficios proporcionan los árboles? Veamos algunos.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, los árboles de las ciudades son excelentes filtros para los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas.

Los árboles proporcionan alimentos (en este caso no), como frutas, frutos secos y hojas.

Pasar tiempo cerca de los árboles mejora la salud física y mental aumentando los niveles de energía y la velocidad de recuperación, a la vez que descienden la presión arterial y el estrés.

Los árboles colocados de manera adecuada entorno a los edificios reducen las necesidades de aire acondicionado en un 30% y ahorran entre un 20% y un 50% de calefacción.

Los árboles proporcionan habitat, alimentos y protección a plantas y animales, aumentando la biodiversidad urbana. ¡Plantar árboles hoy es clave para las generaciones futuras!

En resumen, los árboles absorben el dióxido de carbono, principal causante del calentamiento global, removiendo y almacenando el carbono a la vez que liberan oxígeno. Limpian el aire actuando como purificadores, absorbiendo óxido de nitrógeno, amoníaco, dióxido de azufre y ozono y devolviendo oxígeno a la atmósfera.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *