Columna | El único diario de la cuadra

Por Jhonny Eyder Euán

He vuelto a perder la batalla contra mi vecino, no sé cómo le hace para quedarse con el único periódico que vende doña Gladys. Hace mucho tiempo que no tengo un diario en mis manos. Me angustia no leer las noticias, es el colmo que en una ciudad tan grande no haya suficientes ejemplares en mi colonia.

Antes podía despertarme tranquilamente porque cuando iba a la tienda siempre quedaban varios periódicos. Soy de los que ven el cielo aclararse y llegan primero; sin embargo, apareció un enemigo.

El villano es el vecino, ese joven greñudo al que antes no le veía ni la sombra. Ya no va a la universidad y pasa el día escuchando música satánica y tomándole fotos al cielo. Esos pasatiempos me dan igual, lo que me molesta es que ese imberbe tenga las agallas de levantarse más temprano que yo para ir a la tienda y comprar cigarros y el único periódico que ahora se vende en ese mugre lugar.

¿Por qué es el único? Se lo pregunté a la dueña del negocio y, sin dejar de acomodar tomates en un cesto, dijo que las ventas de los diarios se fueron al suelo. Ya no tiene caso, con la crisis todo se ha vuelto digital, mejor consígase una tableta y contrate internet, comentó la campante mujer del mandil roto y el cabello mal amarrado.

Ahora cuando salgo por las mañanas veo la casa vecina y me encuentro al enemigo leyendo y fumando en la terraza. Entonces siento rabia porque me ha vuelto a robar. Supongo que ya se dio cuenta de mi frustración, por eso se deja ver mientras hojea las páginas del diario que debería estar en mis manos.

El villano es de esos jóvenes impulsivos que quieren figurar en todo, aunque en realidad no les interesa nada. No sé mucho sobre él, sólo que a raíz de la crisis se la pasa encerrado en su casa.

He pensado en pagar una suscripción o buscar otra tienda donde me aparten un ejemplar, sin embargo, mi orgullo me hace aferrarme a la lucha. Por qué ceder si ese es mi periódico, mi tienda, mi rutina. No hay de otra, mañana seguiré intentando derrotar a mi némesis, necesito conseguir ese periódico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *