Comandante de Turín

Por César Espadas

Después de obtener su séptimo scudetto de manera consecutiva (récord en la historia de la Serie A de Italia) y aprovechando la ruptura en la relación entre el astro portugués Cristiano Ronaldo y el tricampeón europeo Real Madrid, la Juventus de Turín dio un golpe en la mesa fichando a CR7 por “sólo” 112 millones de euros, cifra relativamente baja para los precios que se desembolsan en el mercado actual, con el objetivo de al fin lograr su tercer campeonato en Europa y el primero desde 1996.

Actualmente, la Juve lidera la liga de manera invicta después de 19 jornadas con 53 de 57 puntos posibles, haciendo soñar a sus aficionados con conseguir el octavo título consecutivo y esta vez, incluso, con récords de por medio. Son uno de los dos equipos que aún mantienen el invicto dentro de las principales ligas de Europa, junto con el PSG de Francia.

Fue para la Champions League que el cuadro de Turín fichó específicamente a Ronaldo, un hombre que tiene en su palmarés 5 Ligas de Campeones (4 con el Real Madrid y una con el Manchester United) y que es el máximo goleador en la historia de la competencia.

No han resentido la marcha del legendario Gianluigi Buffon, quien después de toda una vida defendiendo el arco del cuadro de Turín se marchó buscando nuevos retos al PSG.

Estamos llegando al momento crucial de temporada, en los octavos de final de Champions League les toca medirse ante el siempre complicado Atlético de Madrid. CR7 debe ser factor decisivo para contagiar a Dybala, Pjanic, Mandzukic y compañía del ADN necesario para salir vencedor en los momentos cumbre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *