Comercios del puerto resienten la cuesta de enero pandémico

Como cada año, la cuesta de enero afecta a comerciantes progreseños; sin embargo, en esta ocasión es más significativo debido a la pandemia por el COVID-19.

Desde tendejones hasta comercios mayores, supermercados, plazas comerciales, restaurantes, entre otros están teniendo una baja en sus ventas, esto luego de un buen mes de diciembre cuando las ventas aumentaron.

Como es sabido, la pandemia de coronavirus ha afectado la economía a nivel mundial y en el puerto de Progreso se resintió por varios meses, sobre todo para los negocios no esenciales, los cuales tuvieron que cerrar al inicio de la contingencia sanitaria y a pesar de que a fines de año tuvieron un respiro, ahora en enero los comerciantes temen que la situación se comience a agravar.

Los pagos de deudas y la próxima veda del mero serán factores que afectarán los bolsillos de los ciudadanos, y con los rebrotes de contagios se prevé que la gente sea más cautelosa en sus gastos, por lo que los comerciantes esperan poder sobrellevar la situación para poder solventar este año de una mejor manera.

Texto y foto: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *