¿Cómo cuidarme de COVID-19 si padezco de obesidad?

Esta es una enfermedad crónica que produce varias alteraciones en el organismo, por lo que es necesario tomar las precauciones necesarias.

Yucatán ocupa uno de los primeros 10 lugares en obesidad infantil y sobrepeso, lo que es considerado como un factor de riesgo para contraer la infección por COVID-19 y a su vez, puede producir mayores complicaciones durante la enfermedad, independientemente de la edad de los enfermos.

Esta es una enfermedad crónica en la cual el exceso de peso produce varias alteraciones en el organismo, entre las cuales destacan resistencia a la insulina, disminución de las defensas y alteración del equilibrio natural de los microbios del intestino.

Ante este panorama, los especialistas recomiendan algunos cuidados que deben extremar las personas que padecen obesidad, para hacer frente al COVID-19.

1.-Hacer ejercicio

Se debe realizar ejercicio físico suave diariamente, aunque sea solo por algunos minutos en personas sin entrenamiento, ya que ayuda a reducir la resistencia insulínica, reduce el estrés psicológico y mejora las defensas, por lo cual es de gran ayuda”.

2.-Llevar una dieta

La dieta en esta situación de contagio del virus es de gran importancia. Es preciso evitar o al menos disminuir el consumo de alimentos que bajan las defensas del organismo y favorecen la resistencia insulínica. Pueden consultar con un nutriólogo en línea, para poder llevar una dieta balanceada.

3.-Evitar consumir comida chatarra

Entre estos productos se encuentran principalmente la comida chatarra, bebidas y jugos de fantasía; otros industrializados como las papas, suflés, ramitas, etc.; las golosinas, helados y galletería; además de las comidas altas en grasas como los embutidos, quesos maduros (amarillos) y carnes grasosas.

4.- Comer alimentos que mejoren las desfensas

Comer diariamente alimentos que mejoren las defensas, restablezcan el equilibrio de los microbios intestinales y aporten vitaminas y antioxidantes. Estos son principalmente las legumbres y verduras, así como frutas variadas. También se debe asegurar el consumo de proteínas con pescado y mariscos (frescos, congelados o enlatados.

Texto y foto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *