Cómo proteger a bebés de contagios por coronavirus

Algunas recomendaciones son evitar multitudes, mantener la sana distancia y limpiar superficies y objetos de uso frecuente

Es innegable la importancia de utilizar cubrebocas para evitar al máximo la posibilidad de contagios de coronavirus, ya que éste se puede propagar cuando la gente habla, tose o estornuda.

Cuando alguien usa una mascarilla evita que el virus llegue a otras personas, por ello la imporancia de utilizarlo, incluso si no presenta síntomas, pues puede estar infectado y no saberlo.

Pero en el caso de los bebés y niños menores de dos años, no es recomendable ponerles el cubrebocas debido a que tienen vías aéreas más pequeñas; por lo que les cuesta más trabajo respirar a través de una mascarilla y si no pueden decírselo a nadie ni quitársela por sí mismos, podrían asfixiarse.

Además hay que tomar en cuenta que algunas mascarillas de fabricación casera podrían tener partes con las que un bebé pueda atragantarse, como cuerdas o elásticos.

Esto independientemente de que intenten quitarse la mascarilla y entonces se toquen mucho la cara, lo cual aumenta el riesgo de contagiarse e infectar a otros.

Entonces ¿cómo podemos proteger la salud de nuestros bebés o niños pequeños de una infección por coronavirus?

Puede proteger a su pequeño evitando las multitudes y manteniendo un distancia segura (por lo menos 1.5 metros) de otras personas cuando esté fuera de la casa.

Tanto en su casa como en la calle o los lugares públicos, haga todo lo posible para ayudar a detener el contagio del virus:

Evite a las personas enfermas.

Lávese las manos con frecuencia y de manera adecuada, y enséñeles a las demás personas de su hogar a hacer lo mismo. Esto es especialmente importante al entrar a casa después de estar afuera, antes de tocar a su hijo, antes de amamantar o preparar un biberón o alimentos.

Limpie las superficies y los objetos que se tocan con mucha frecuencia (como picaportes, encimeras y teléfonos celulares).

Intente no tocarse los ojos, la nariz ni la boca.

Estornude o tosa en un pañuelo de papel o sobre el codo, nunca sobre las manos.

Si está enfermo, use una mascarilla cuando esté en su hogar. Intente limitar el contacto con su hijo hasta que sus síntomas hayan desaparecido.

Si lleva a su hijo en un portabebés, puede colocar una manta sobre el portabebés mientras lo tenga a la vista. Asegúrese de que la manta no toque al bebé. Limpie el carrito o la silla de bebé cuando llegue a casa.

En el caso de niños de mayor edad, es importante tener en cuenta que el uso inadecuado puede aumentar el riesgo de contagio, por lo que se recomienda inclusive que no se utilice a menos de que el niño haya sido educado para el uso correcto y que cuente con la supervisión de un adulto.

Texto: Manuel Pool Moguel

Foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *