Con el VAR como protagonista, Bayern Munich vence a Tigres por la mínima

El campeón de Europa logra conquistar el Mundial de Clubes con un polémico gol para vencer 1-0 al conjunto mexicano

Tigres compitó en la final del Mundial de Clubes, pero el Bayern Munich se hizo con el título de la competencia de FIFA y logró el tan ansiado ‘sextete’ en un duelo que terminó 0-1 y se decidió gracias al VAR, por lo que el representante de Concacaf logra un histórico segundo lugar.

Benjamin Pavard convirtió un gol en el minuto 59 para decidir un duelo en el que los alemanes, que habían ganado su primer título mundial en 2013.

Aunque el Bayern tuvo más posesión del balón (58-42), los mexicanos cumplieron su propósito de llegar al descanso sin recibir gol con una buena defensa ante el acoso del conjunto bávaro.

Fue Joshua Kimmich quien al 18’ sacó un disparo fuera del área y se incrustó en el arco de Nahuel Guzmán, pero en la jugada interfirió Robert Lewandowski en fuera de lugar y el silbante lo anuló tras revisar la jugada en el VAR.

Al 33’ los felinos también pasaron un susto, ya que Diego Reyes se equivocó y cedió un tiro de esquina que los bávaros cobraron rápido. Leroy Sané estuvo cerca de hacer un golazo, pero el esférico pegó en el travesaño.

Kingsley Coman remató en otra llegada de los campeones de Europa y, a partir de esa acción, Tigres retrasó líneas y, ordenado, limitó el ataque del rival.

Fue en la parte complementaria cuando los bávaros lograron abrir el marcador en una jugada polémica, ya que Benjamin Pavard aprovechó un balón que le quedó en el área, aunque venía de Robert Lewandowski, quien parecía en fuera de juego, pero la jugada fue revisada en el VAR.

A partir de eso, Tigres buscó el empate. En el minuto 63, el colombiano Luis Quiñones pisó el área rival con peligro y en el 67 el francés André Pierre Gignac puso un centro con veneno al área, despejado por Lucas Hernández.

Guzmán evitó un autogol de Carlos Salcedo en el minuto 84 y los dirigidos por Hans-Dieter Flick pudieron hacer el segundo al 80’, cuando el Patón desvió un balón que pegó en el poste.

Tigres aguantó bien, pero al verse debajo en el marcador, no tuvo capacidad de respuesta. Jamás inquietó a la defensa alemana.

La última respuesta felina fue una tijera que André-Pierre Gignac no pudo impactar en el área.

El equipo mexicano logró competir defensivamente, pero quedaron a deber al ataque, ya que solo tuvieron un disparo a puerta en 90 minutos y ahora volverán a México con el segundo lugar, la mejor participación de un equipo de Concacaf en el Mundial de Clubes.

Por su parte, el Bayern Munich completó su sexto título de la temporada, tras ganar la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Liga de Campeones y las dos supercopas, alemana y europea, con lo que igualó la hazaña del Barcelona en 2009.

Reacciones

Antes de la ceremonia de premiación, Nahuel Guzmán se acercó a Robert Lewandowski para reclamarle que hubo una mano en el gol del Bayern, lo que el polaco negó.

En una escena captada por las cámaras de televisión, Guzmán cuestionó al goleador si el balón le había dado en el brazo antes del gol de Pavard, que le dio el título al Bayern.

Lewandowski, fingió ser malinterpretado y le negó que esto haya sucedido, aunque las imágenes muestran claramente que hubo una mano en la jugada, aunque no intencional.

Reconocimientos

André-Pierre Gignac se convirtió en el mejor jugador de Tigres en el Mundial de Clubes.

El delantero recibió el Balón de Plata por ser el mejor jugador después de Robert Lewandowski, pero el francés le ganó el título de goleo individual al polaco.

Luego de que los felinos cayeron 1-0 ante Bayern Munich en la final de la competencia, Lewandowski salió de cambio y con eso se quedó con dos anotaciones. Dicho movimiento le otorgó el campeonato de goleo a Gignac, pues contaba con tres anotaciones, una más que el delantero del conjunto alemán.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *