Con lavatorio de pies, Jesús instituyó el mandamiento del amor: Arzobispo

Con el lavatorio de pies, Jesucristo instituyó un nuevo mandamiento: el del amarnos los unos a los otros, aseguró el Arzobispo de Yucatán, Mons. Gustavo Rodríguez Vega al presidir la misa de la Cena del Señor, en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Mérida.

Ante la presencia de reclusos y funcionarios estatales y municipales encabezados por la secretaria general de gobierno, María Fritz Sierra, el Pastor de la Iglesia Católica de Yucatán explicó estaba cumpliendo con su compromiso de visitar dos veces a los internos del Cereso, como una forma de llevarles en el Evangelio.

“El Señor fue claro en la última cena, “yo les instruyo un nuevo mandamiento: amaos los unos a los otros, tal como yo los amo a ustedes”, aseguró en el mensaje, previo a la acción de lavado de pies a seis internos y a otras seis internas, en la cancha de usos múltiples del Cereso.

Explicó que no lo hizo con 12 varones, tal como Jesús puso el ejemplo, sino a seis varones y seis mujeres, porque son ellas las que acompañan a Cristo durante su Pasión y Muerte, las que van en la mañana de Resurrección a embalsamarlos aún sin saber cómo moverán la piedra que tapa el sepulcro.

“Es también a las mujeres a las primeras que se les aparece Jesús resucitado y a ellas las manda a dar las buenas nuevas”, afirmó.

Además, es también una forma de seguir el ejemplo del Papa Francisco, quien realiza la misma acción en Roma.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *