Con rumbo al semáforo amarillo

El gobernador Mauricio Vila Dosal afirma que, de no darse un aumento en el número de hospitalizados tras las vacaciones de Semana Santa, se eliminarían restricciones

De continuar como hasta ahora el buen comportamiento de los yucatecos respecto a la observancia de las medidas implementadas para mantener bajo control el número de contagios del COVID-19, pronto el estado estará en semáforo amarillo.

Así lo dijo el gobernador Mauricio Vila Dosal la tarde de ayer, al finalizar un recorrido de supervisión del funcionamiento del módulo de vacunación a adultos mayores contra el coronavirus instalado en la sede de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco-Servytur).

Ahí, el mandatario constató la aplicación de la vacuna a Guadalupe Pérez Viana, de 62 años, quien le externó su asombro ante lo fácil y rápido que resultó su proceso de vacunación, así como la amabilidad y atención que le brindó el personal que se encuentra apoyando estas labores.

“La verdad fue más rápido de lo que esperé, nos han dado mucha atención y eso nos hace sentir bien y tranquilos porque nos tratan bien y ya estamos más protegidos”, señaló la vecina de la colonia Carrillo Ancona.

Al interior de la sede de vacunación, el gobernador conversó con las personas que acuden a recibir las dosis contra el coronavirus, y entre ellas se encontraba Gladys Herlinda Alcocer Castro, quien llegó puntualmente a su cita, ya que ella, al igual que miles de yucatecos más, se encontraba a la espera de la dosis para reforzar la protección de su salud.

“Yo ya esperaba recibir la vacuna con mucha ansiedad y afortunadamente ya me tocó. Con esto, considero que mi salud estará mejor protegida, pero no hay que olvidar que debemos aplicar las medidas sanitarias que hemos usado todo este tiempo. El trato y procedimiento en este centro ha sido excelente. Tienen una coordinación perfecta”, resaltó la ama de casa avecindada en el Centro de la capital.

Rumbo al semáforo amarillo

Tras considerar que cerrar el malecón de Progreso durante las vacaciones de Semana Santa y de Pascua fue una buena decisión, el mandatario estatal dijo que se espera ver el impacto en el número de contagios que puedan tener su origen en esos días de asueto para seguir avanzando en el objetivo de pronto alcanzar el semáforo amarillo, lo que implicará liberar paulatinamente las restricciones de horarios, días de funcionamiento y también aumentar la capacidad de comensales en restaurantes.

“Esto ayudará a que se vayan recuperando los empleos y también a que sigan llegando inversiones a la entidad, para lo cual se seguirá haciendo promoción a nivel nacional e internacional”, recalcó.

De hecho, Vila Dosal informó que en su reciente viaje a la capital del país platicó con cuatro empresarios que quieren invertir en la entidad y también con representantes de las Secretarías de Marina y de Hacienda y Crédito Público, para avanzar en el tema del inicio de las obras de ampliación del puerto de Progreso, lo que, aseguró, detonará una mayor certeza a la inversión de 500 millones de dólares que se realizará en los astilleros Fincatieri, que también contribuirá a avanzar más rápido en la reactivación económica.

Apuntó que se reunió con Rafael Marín Mollinedo, director general del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec (Programa Istmo), con quien continúa trabajando en el proyecto Polo Tecnológico del Bienestar, una zona dentro de Yucatán que impulsará la llegada de nuevas inversiones, generando más empleos mejor pagados para los yucatecos.

De igual forma, manifestó que por efectos de la pandemia se perdieron alrededor de 25 mil empleos en Yucatán, de los cuales ya se recuperaron 10 mil.

“Es un buen número si se tiene en cuenta que cuando llegó la Influenza al estado en 2009, se tardó 8 años recuperar los empleos, y ahora se espera que, de seguir atrayendo inversiones, esto se pueda lograr en un año o en un año y medio”, destacó.

El Ejecutivo estatal informó que el pasado martes se aplicaron en Mérida 9 mil 502 vacunas, de las cuales mil 380 correspondieron al módulo de vacunación del Centro de Convenciones Siglo XXI.

Se inocularon también 817 en el Conalep 1, 490 en la Esay, 470 en el Cobay Chenkú, 350 en el Gimnasio Polifuncional, 590 en la Unidad Modelo, además de 570 en la Escuela Secundaria Técnica 75, 440 en la escuela secundaria número 66 y 459 en la Federal 5.

Asimismo, 480 en el Tecnológico de Mérida, 590 en la Casa del Adulto Mayor, 546 en la Canaco-Servytur, 520 en Villa Palmira, 570 en el CBTIs 95, 250 en el 11 Batallón de Infantería, 490 en La Inalámbrica y 550 en el Polifuncional de San José Tecoh.

En su informe, Vila Dosal detalló que este martes se aplicaron en 34 municipios del interior del estado un total de 17 mil 666 primeras dosis, mientras que en Progreso, Temozón y Tixkokob fueron 5 mil 706 vacunas Pfizer correspondientes a la segunda dosis.

También reportó que en una docena de municipios se dispuso de la vacuna CanSino, que es de una sola dosis, por lo que pidió a los habitantes de los mismos que tengan en cuenta esta circunstancia para que no haya malentendidos.

Dichos municipios son Homún, Kantunil, Abalá, Tekom, Chankom, Tunkás, Dzoncauich, Chumayel, Chansinkín, Cantamayec, Uayma y Tahdziú.

En este caso se decidió con el coordinador federal en Yucatán, el capitán Montes de Oca, que se utilice esa vacuna en estos municipios un tanto alejados porque son de una sola aplicación y porque son de más resistencia en el tema de la temperatura, detalló.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *