Concesiones

Armando Escalante
Periodista y analista político

Una nueva y extraordinaria oportunidad se abre entre los antiguos socios de líneas camioneras para salir del hoyo en el que están, si el gobernador Mauricio Vila decide dar otro paso para mejorar el transporte urbano de pasajeros, ampliando algunas rutas que llegan al centro de la ciudad para continuar a los cuatro puntos cardinales.

Uno de los fracasos que tiene nuestro añejo servicio de transporte es que los pocos concesionarios consideran a la ciudad como una parcela de poder y por décadas han mantenido sus feudos con el mismo esquema de rutas que van y vienen al centro de Mérida, obligando a miles de usuarios a pagar dos camiones para ir y otros dos para volver de sus casas a sus fuentes de empleo.

Como todos sabemos, el actual diseño de rutas es radial —le llaman la división del pastel—, en el que los invitados a la fiesta se reparten las rebanadas, evitando que alguien más tenga derecho a un pedazo. Salvo dos rutas que se crearon rompiendo este esquema mediante circuitos, no se ha hecho nada más en favor del transporte que comprar camiones, endeudar a los dueños, colocar señales y pintar paraderos. Y eso cada vez se repite menos.

Los veteranos patrones de las empresas que sobreviven, han dejado ya sus negocios en manos de hijos y nietos. Nuevos socios no hay. Y con ideas antiguas, se obtienen resultados antiguos. El que paga los platos rotos es el pasajero pues el servicio en su mayoría resulta impráctico y caro.

Es verdad que muchos de esos empresarios pioneros hicieron grandes esfuerzos por mantenerse en el negocio y alguno más quizá no pudo seguir y debió “vender” su ruta. Lo cierto es que se han vencido ya muchas concesiones y el gobierno del estado tiene en sus manos la enorme oportunidad de abrir nuevas rutas que rompan este viejo monopolio que solo ha perjudicado a la gente y a quienes lo impusieron.

Son los herederos quienes hoy tienen la brillante oportunidad de hacer algo nuevo, de presentarse en una sociedad empresarial que aglutine a varias líneas y rompan de una vez ese viejo esquema de rutas en pastel, para extenderse y modernizarse.

Crear rutas en el que salgan de un rumbo de la ciudad y sin pasar por el centro vayan a otro, es una alternativa. También se pueden abrir rutas transversales que pasen a 4 cuadras del centro principal, usando las calles más largas que van de Norte a Sur y viceversa, para cruzarse con las que van de Oriente a Poniente, sin que deban hacer tiempo en un paradero tradicional.

Esas nuevas rutas pueden costar casi el doble del pasaje actual, porque serán más largas, pero a la vez ayudarán al usuario a ahorrarse dinero porque en realidad serán dos boletos menos. Hay suficientes camiones desocupados que pueden funcionar en estos esquemas.

Solo es cosa de que todos sean llamados a cuentas, y seguramente darán un gran paso.

El xix.— La nueva ruta que operará el ADO en el Anillo Periférico —anunciada por el señor Vila—, debe venir acompañada de acciones colaterales como mejorar las calles por donde circulan los buses, construir banquetas que lleven a los paraderos, además de los pasos peatonales y cobertizos que anunció el gobernador. El reencarpetado de las arterias que usan los buses, así como la poda de ramas bajas de árboles donde se aporrean los camiones, es esencial. También hace falta darle prioridad a todas las rutas en materia de vigilancia y seguridad pública, con patrullajes en sus trayectorias que privilegien la movilidad de esos vehículos. Hay que eliminar cientos de topes que se han puesto precisamente en las calles donde pasan, así como reconstruir e iluminar las zonas de ascenso y descenso, componer alcantarillas desfondadas y acabar con los encharcamientos que se dan en época de lluvias, justo en donde la gente espera su camión. Es común que en las paradas de las avenidas y colonias se encharque exactamente donde se aborda el autobús y no en el resto de la calle. Eso no debe seguir así.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *