Congreso rechaza préstamos para Mérida, Progreso y Umán

Los diputados del Congreso del Estado sesionaron hoy en su segundo periodo extraordinario del segundo año de la LXII Legislatura, en medio del pavor por el Covid-19, que ya pegó a la familia de uno de ellos.

El diputado Enrique Castillo Ruz, del Distrito 8 con sede en UMAN, no acudió a la sesión y se justificó porque un familiar dio positivo a Covid.

Tras una larga discusión, así como tres recesos por diversas causas, el Pleno del Congreso del Estado no dio su aval al dictamen que permitía al Ayuntamiento de Mérida contratar un empréstito por 400 millones de pesos.
El dictamen fue presentado por la Comisión de Presupuesto, Patrimonio Estatal y Municipal y quedó así: 11 a favor y 13 en contra.
Con ese dinero, el Ayuntamiento de Mérida pretendía realizar obra pública para la reactivación económica, así como invertir 10 millones de pesos en la reparación del Paso Deprimido, que está cerrado desde las lluvias de la tormenta “Cristóbal”.
También se sometieron a votación en este Segundo Periodo Extraordinario de Sesiones los dictámenes para Progreso, que pretendía más de 36 millones 760 mil pesos y el de Umán, de 10 millones de pesos, también con la misma votación.
Los tres dictámenes fueron regresados a la Comisión que preside el diputado Víctor Merari Sánchez Roca, para su posterior análisis, si es que los alcaldes insisten en la solicitud.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *