Consejos de alimentación para evitar los atascones

Especialista del IMSS sugiere realizar tres comidas completas y dos colaciones que pueden ser frutas o verduras

Al pasar más tiempo en casa o incluso por el estrés o ansiedad que puede haber causado en algunas personas la emergencia sanitaria por COVID-19, se podrían consumir más alimentos o tener mayor antojo de productos con alto contenido calórico, lo que podría resultar en un aumento de peso.

Por ello, la Oficina de Representación Yucatán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda una serie de recomendaciones para conservar un peso saludable o llegar a éste con supervisión de especialistas.

Julia Valerio Cruz, jefa de oficina de Dietoterapéutica y Enseñanza del Hospital General Regional (HGR) No. 1, indicó que en estos momentos es importante llevar una alimentación que aporte la cantidad de nutrimentos indispensables, como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales, para un óptimo funcionamiento del organismo, ya que está comprobado que la alimentación saludable ayuda a que el sistema inmune reaccione de una mejor manera ante el COVID-19.

En caso de aumento de peso, no es recomendable que las personas busquen disminuir los kilos de más con productos herbolarios, naturistas o suplementos alimenticios, así como las llamadas “dietas milagro”, que prometen una pérdida de peso rápida y en ocasiones sin esfuerzos.

Estos productos no son recomendables, ya que ocasionan malos hábitos alimenticios, así como daños en el organismo, debido a que pueden presentarse trastornos metabólicos o alteraciones cardiovasculares porque se pierde peso a expensas de proteínas corporales, y en menor medida del porcentaje de grasa.

La especialista del IMSS recomendó comer en horarios establecidos cada tres horas aproximadamente, cinco veces al día, de esta forma: tres comidas completas que incluyan una mayor cantidad de verduras, suficiente cantidad de cereales combinados con una porción menor de legumbres y alimentos de origen animal; las dos colaciones pueden ser alguna porción de fruta o verdura; de esta forma se evita comer de más.

Al preparar los alimentos, agregó, utilizar técnicas de cocción tales como: asado, a la plancha, al horno o hervido, y evitar freír o capear. Así como moderar la incorporación de sal a los platillos.

Por último, la especialista en nutrición exhortó a evitar alimentos procesados con alto contenido de azúcar y harinas refinadas; además recomendó realizar actividades para ejercitar el cuerpo en casa, como estiramientos, yoga o rutinas que se encuentran en internet y pueden realizarse con objetos que estén disponibles en el hogar.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *