Constatan avances de obras en Progreso

El gobernador Mauricio Vila Dosal supervisa los trabajos de mejoramiento de la imagen urbana y turística del puerto, en el que se invierten casi 60 millones de pesos

El gobernador Mauricio Vila Dosal  supervisó los trabajos de la primera y segunda etapa del proyecto de mejoramiento de la imagen urbana y turística de Progreso, el cual, con una inversión de casi 60 millones de pesos, vendrá a revitalizar el rostro de este puerto y a ofrecer atractivos espacios para la recreación de los locales y visitantes.

En una gira de trabajo por este punto de la costa, el gobernador también constató los trabajos de rehabilitación y modernización del sistema de abastecimiento del agua potable, que con recursos cerca de 26 millones de pesos, permitirá a los habitantes de este puerto contar en breve con un suministro del vital líquido más eficiente y constante, tal como se comprometió en campaña.

Durante su visita, el jefe del Ejecutivo estatal recorrió el malecón y sus principales vías, en donde se realizan obras para mejorar la imagen urbana de Progreso, cuya primera etapa contempla la intervención de la primera cuadra de ese boulevard con la mejora de mobiliario urbano y arborización; y la calle 78, desde esa zona hasta lograr la conexión con la 23 peatonal para cerrar el circuito.

De igual manera, la modernización de la calle 80, desde la 27 hasta el malecón de Progreso, la calle 23 con acceso peatonal únicamente y la 21 que fungirá como acceso principal de turistas que llegan por vía marítima.

Los trabajos a realizarse en esta fase constan de la implementación de vías y estaciones para bicicletas, nueva pavimentación y banquetas, suministro y colocación de diversos árboles de la región, iluminación arquitectónica para los recorridos, así como de mobiliario urbano como bancas, botes de basura, señalización. También se instalará un nuevo módulo de información turística sobre la calle 21.

A su paso por las calles de Progreso que serán mejoradas, el gobernador constató también las obras de la segunda etapa que consisten en el mantenimiento a la fachada y plaza principal de la Casa de la Cultura. Los trabajos ahí comprenden picado y reposición de acabados del edificio principal, pintura carpintería y herrería. En la explanada principal se realizará la sustitución de los adocretos existentes y se implementarán las placas de concreto pre-fabricado instaladas a lo largo del proyecto para continuidad de la imagen.

Al dar más detalles sobre estas acciones, el director del Instituto para la Construcción y Conservación de Obra Pública en Yucatán (Inccopy), Roger Echeverría Calero, detalló que el cableado de la calle 80 y sus perpendiculares será de tipo subterráneo para cuidar la imagen urbana, lo que se está trabajando conjuntamente con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y con Teléfonos de México (Telmex). De igual manera, afirmó que se está trabajando de la mano con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en las obras de la Casa de la Cultura.

Echeverría Calero agregó que para esta remodelación se empleará un nuevo concepto de adecuación de pisos de concreto que asemejan las olas del mar. Asimismo, detalló que se construirán casi 500 metros lineales de ciclovía y se intervendrán más de 5,000 metros cuadrados de banquetas y 7,400 m2 de calles.

“Los locatarios de los puntos que están siendo intervenido están contentos y están a favor de estas obras porque saben que se trata de molestias temporales que traerán beneficios permanentes y estos lugares son zonas muy concurridas y queridas por la gente”, finalizó.

Momentos después, Vila Dosal visitó el cárcamo de agua de este municipio, donde se explicó que como parte de proyecto de rehabilitación del sistema de abastecimiento de agua potable se estarán realizando 2 importantes acciones para mejorar este servicio. La primera, en la que se dirigirán más de 10 millones de pesos, consiste en la sustitución y mejoramiento de los equipos electromecánicos de la zona de captación de Temozón y los cárcamos de Tamanché y Progreso, con lo que mejorará el sistema mediante una producción más eficiente del vital líquido; se tendrá un consumo más eficiente de energía y se contribuirá al cuidado del acuífero, pues no se extraerá de los pozos más líquido del que pueden surtir.

La segunda obra, con una aplicación de recursos por 15.7 mdp, consiste en la detección y reparación de fugas en 24 kilómetros de la tubería de 18 pulgadas que lleva el agua de los cárcamos de los pozos de abastecimiento al cárcamo de Tamanché, y de éste al cárcamo de Progreso para evitar la pérdida del vital líquido.

Texto y fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *