Construyendo Sonrisas mejora la calidad de vida de discapacitados

La asociación ofrece atención médica, educativa, rehabilitación, terapias de miembros superiores, de lenguaje, motoras, así como técnicas de alimentación

La asociación “Construyendo Sonrisas” lleva más 60 años trabajando a favor de las personas con discapacidad de escasos recursos, y ha logrado apoyar a más de mil niñas, niños y adolescentes con atención médica, educativa, rehabilitación, terapias de miembros superiores, lenguaje, motoras, así como técnicas de alimentación.

La presidenta de esta organización, la señora Bárbara Guasch Madáhuar, informó que el objetivo principal ha sido mejorar la calidad de vida de este grupo en situación de vulnerabilidad y la de sus familias.

“Actualmente atendemos a 110 menores, principalmente de Mérida y de Kanasín, a quienes les ofrecemos un tratamiento integral; sin embargo, debido a la pandemia, tuvimos que suspender las clases presenciales, pero desde hace unas semanas estamos atendiendo a grupos pequeños, con los debidos protocolos y medidas sanitarias”, manifestó.

Guasch Madáhuar explicó que entre los servicios que ofrecen, están las terapias de estimulación inicial para bebés, ya que mientras más temprano se atiendan, ayuda al desarrollo de la memoria y mejora las capacidades motrices.

Indicó que Yucatán cuenta con una de las cifras más elevadas de discapacidad en México, y con el paso de los años se logró brindar mayor atención y calidad de vida a las personas que padecen de alguna discapacidad, ya que hace menos de 20 años no se contaba con suficientes lugares preparados para poder asistir esta necesidad, por lo que los discapacitados eran personas olvidadas con pocas oportunidades de superación.

Reconoció que desde que inició la crisis sanitaria, los servicios los se están ofreciendo a distancia, ya que incluso hicieron una campaña para recaudar celulares, la cual no tuvo mucha respuesta; sin embargo, la organización apoyó a los padres con tiempo aire para que puedan conectarse y el personal los pueda asesorar, para que de esta manera puedan darles la rehabilitación a sus hijas e hijos desde sus casas.

La presidenta de esta asociación dio a conocer que, debido a esta contingencia sanitaria, los donativos disminuyeron considerablemente, por lo que se han visto en la necesidad de buscar alternativas para recolectar recursos, pues es elevado el costo de tener gente especializada que atienda a las personas que acuden a este lugar, además de los gastos operativos que tienen que solventar.

“Son tiempos difíciles, por lo que nos hemos tenido que reinventar con esta contingencia sanitaria, nuestra asociación se mantiene a base de donaciones y de eventos que realizamos a lo largo de todo el año, por lo que requerimos la participación activa de la sociedad, las diversas instancias de gobierno y los empresarios comprometidos”, expuso.

Dijo que a pesar de que existe un amplio respaldo para los derechos de las personas con discapacidad en los marcos normativos de todos los niveles, aún existe la falta de oportunidades para este sector, además de que aún hay rezago en materia de infraestructura, ya que no hay espacios hechos para personas con alguna discapacidad.

“Se requieren espacios especializados para este grupo vulnerable, pues mientras esto no se dé, no garantizará una verdadera inclusión de personas con discapacidad”, finalizó.

Texto: Georgina Bacelis

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *