Contaminación en charcas salineras acaba con la fauna

El puerto de Progreso cuenta con diversos ecosistemas, desde sus playas hasta sus mangles, rías y charcas salineras del manglar, los cuales albergan gran cantidad de flora y fauna; sin embargo, estas zonas son contaminadas siendo unas de las más afectadas las charcas salineras de manglares en la comisaría de Chicxulub Puerto, debido a la invasión de terrenos por paracaidistas.

En recientes días el grupo ecologista denominado “Proyecto Caracol” compartió en sus redes sociales está problemática, en la que alegan que “es increíble la forma en como el ser humano ha ido acabando con los ecosistemas. La comisaría de Chicxulub Puerto no es la excepción, ahora que está a punto de comenzar el arribo de los flamencos a las zonas de manglares de la costa yucateca, podemos ver la afectación directa que ha tenido el relleno e invasión en las zonas del manglar”.

En un recorrido por la zona afectada se pudo constatar que en efecto hay un alto grado de contaminación y es bastante notorio ya que el agua está repleta de basura en varias zonas, así como entre las raíces de los manglares, mucho de esto a causa de los invasores que habitan desde hace un par de años ahí, quienes poco a poco han rellenado la ciénega con basura para improvisar sus casas, sin que las autoridades hayan intervenido.

Hace algunos años estás zonas de salineras y ciénega eran visitadas durante el año por gran cantidad de aves como pelícanos, garzas y flamencos, pero hoy en día son pocos los que se logran ver, aun así hay crías de aves en la zona las cuales están creciendo entre contaminación. Este ecosistema también alberga especies de reptiles como lagartos y serpientes, tortugas al igual que crustáceos y peces, cuyo hábitat se está acabando por la contaminación.

Durante el recorrido, uno de los hallazgos que más alertó fue el de un flamenco muerto, justo en la zona afectada. Esta especie portaba una argolla de plástico en una pata, por lo que se presume era un espécimen que fue marcado por biólogos para estudiar su migración, pero lamentablemente falleció en la zona.

La presencia de los invasores y la falta de cuidado al medio ambiente con la cantidad de basura que se arroja están mermando las especies de forma preocupante.

Respecto de esta situación, el biólogo Gerson González Ac comentó que “en Chicxulub y Progreso tenemos graves problemas de deforestación de manglares y pérdida de ecosistemas vitales, esto es debido a los asentamientos humanos, lo que genera una alta cantidad de desperdicios los cuales no son recogidos y al contrario van a dar a estos sitios. Hasta hoy en día no han podido parar las invasiones de territorios en Chicxulub. Es tan notorio que ahora solo es agua estancada sin ningún tipo de vida dentro. Si esto continúa, en 10 años no habrá más ciénaga, ni salinera ni avistamientos de aves por la zona”.

Por su parte Karim Dib López, director de Servicios Públicos y Ecología del Ayuntamiento de Progreso, informó que hay un proyecto en proceso, el cual se realiza en coordinación con Zofemat, por lo que en los próximos meses darán a conocer más información de cómo se atacaría este problema.

Esta problemática ha sido prácticamente ignorada por las pasadas administraciones, tanto municipales, como estatales y federales, por lo que las invasiones y por ende la contaminación se han incrementado al paso de los años. Por otra parte, la situación es delicada pues se trata de familias sin hogar que han invadido y rellenado de forma ilegal estas zonas federales. Por ello la población hace un llamado a los 3 niveles de gobierno para implementar más acciones que garanticen la sustentabilidad y eviten la contaminación.

Texto y fotos: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *