Cruz Azul empata y sigue sin convencer

La maquina llegó al Infierno en busca de un triunfo que se le negó la semana pasada. Los Diablos también, pero con tres partidos arrastrando la vergüenza de la derrota. Sin embargo, la juventud le dio a sus respectivos clubes un punto de consolación con el 1-1.

Un Orbelín Pineda que busca recuperar nivel y enamorar a su nueva institución y Adrián Mora, la confianza escarlata en la zaga.
Los escarlatas dominaron, el juego se tornó en el medio campo con unas fugaces salidas de los Diablos, que tenía en Jonathan Maidana un ofensivo más con sus recorridos de abajo hacia arriba. Rodrigo Salinas dio el primer aviso al 24’, el jugador disparó directo a la portería de Jesús Corona desde los linderos del área y la pelota se fue por el costado izquierdo del cementero.

Cuando los locales eran mejores, una genealidad de Orbelín Pineda le dio alegría a la afición y La Máquina pitó. El refuerzo esperó la llegada del Cata Domínguez en el medio campo. Su compañero llegó por derecha, recibió el pase retrasado y se apoyó con Jonathan Rodríguez, quien llegó al área y centró para la definición perfecta del exchiva, así festejó el 1-0 al minuto 26.

El segundo tiempo significó para La Máquina un cambio en la estrategia. Caixinha le dio salida a Caute para darle minutos a Misael Domínguez, quizás pensaríamos que el sacrificado sería Salas, pero para sorpresas de muchos, el jugador terminó todo el cotejo.

Los Diablos tomaron terreno y volvieron al dominio en busca de una recompensa que no tardó en llegar. Al minuto 66, Barrientos cobró una falta desde los el segundo tercio del campo y su centro fue perfecto para una “peinadita” de Adrián Mora, el central puso el 1-1, su segundo gol desde que debutó en Liga MX el torneo pasado.

El enfrentamiento finalizó con un empate que deja tranquilo a los lideres de ambos proyectos: Caixinha y Cristante.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *