Cuba aplica a trabajadores de salud vacuna propia

Más de 120 mil trabajadores recibirán el biológico Abdala, como parte de un estudio controlado

Unos 124 mil trabajadores de la salud reciben desde ayer en Cuba la vacuna Abdala, el segundo antígeno experimental contra el COVID-19 que la isla prueba en grupos de riesgo, informaron autoridades locales.

“El estudio de intervención controlado con la vacuna Abdala fue aprobado por la agencia reguladora cubana (Cecmed) el 27 de marzo y hoy estamos iniciando la vacunación”, dijo ayer el director de Ciencia e Innovación del grupo BioCubaFarma, Rolando Pérez.

El grupo estatal destacó que 124 mil cubanos, de entre 19 y 80 años, “con elevado riesgo” de contraer el coronavirus, participarán en el estudio de intervención con Abdala, candidato vacunal que inició hace una semana su fase tres de ensayos clínicos en las ciudades de Santiago de Cuba, Guantánamo y Bayamo, todas orientales, con 48 mil voluntarios.

Las autoridades de salud iniciaron la semana pasada dos amplios estudios con otra vacuna experimental, Soberana 2, también en fase tercera y última de ensayos clínicos y la más avanzada de la isla.

Uno de estos estudios de intervención, que se extenderán entre abril y mayo, abarcará a 150 mil trabajadores de la salud voluntarios y el otro a 1.7 millones de habitantes voluntarios, entre los que se inscriben los deportistas preolímpicos del país.

Pérez destacó que el objetivo de ambos estudios es probar la eficacia de los antígenos a gran escala, antes de su aprobación.

Asimismo, adelantó que en abril BioCubaFarma debe presentar a la entidad reguladora cubana “la solicitud del ensayo clínico de los candidatos vacunales Soberana 1 y Soberana 2 en población pediátrica”.

“Una primera etapa” de esos estudios incluirá a los menores de 12 a 18 años y luego de cinco a 11, precisó el directivo.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *