Daft Punk, dúo que revolucionó la música, se separa luego de 28 años

La agrupación, surgida en los años 90, con millones de discos vendidos y decenas de reconocimientos, anuncia su desintegración

El dúo francés de electrónica Daft Punk ha anunciado este lunes su despedida en un inesperado comunicado, y tras 28 años de carrera en los que revolucionaron la música de baile con un sello inconfundible; con ellos, el funk volvió a ser moderno, cósmico, y los ordenadores aprendieron a cantar.

Pese a los 12 millones de discos vendidos en todo el mundo, muy pocos les pondrían cara a las dos personas que sostenían esta fórmula desde su fundación en 2003: Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, con sus rostros siempre ocultos ya fuese por las máscaras de perro del principio o por sus icónicos cascos de robot, que amplificaban el halo de misterio que siempre los envolvió.

Según confirmó su publicista Kathryn Frazier al portal Pitchfork, la ruptura es un hecho aunque no se saben los motivos. En el video se plasman las fechas 1993-2021 anunciando el fin de un ciclo.

Escogieron libertad de movimientos no solo a pie de calle, pues sus contratos discográficos suponían una renuncia a partidas económicas más sustanciosas a cambio de controlar todo el proceso creativo y sus ritmos.

En sus 28 años juntos los franceses tan sólo grabaron cuatro discos de estudio (más la banda sonora de “Tron: legacy” así como materiales recopilatorios, en vivo y remezclas): “Homework” (1993), “Discovery” (2001), “Human After All” (2005) y “Random Access Memories” (2013), mismos que serían suficientes para consolidarse como uno de los grandes gracias a temas que ya son clásicos como “Around the world”, “One more time”, “Technologic” y “Get lucky”.

Explorando géneros que van desde el house, pop y electrónico, hasta el rock y disco, el trabajo de Daft Punk no se limitó a ellos dos. Entre las colaboraciones que hicieron destacan trabajos con Kanye West, en temas como “On Sight” y “I Am A God”, y con Pharrell Williams en “Gust of Wind” (recordemos que a su vez participó en “Get Lucky”).

Con el que ahora es su último álbum, “Random access memories”, los músicos ganaron premios como el Grammy por Álbum del año, Álbum de dance/electrónica e Ingeniería de Grabación No-Clásica; “Get Lucky” a su vez fue la Grabación del año y Mejor interpretación vocal de pop dúo/banda.

Sin contar el directo “Alive 2007” (2007), pasaron cinco años hasta “Tron: Legacy” (2010). A nivel sonoro, la banda sonora no era lo que el público podía esperar de la revisión de un clásico de ciencia ficción de principios de los años 80, cuando entre neones y colores fluor triunfaban las músicas en las que tanto se habían recreado Daft Punk en “Discovery”, por ejemplo.

Tampoco tenía mucho que ver con “Human After All”. Quizás por la propia naturaleza del producto, una B.S.O., ofrecieron con la London Orchestra una colección de temas sugerentes, ampulosos, panorámicos y atmosféricos, por momentos también oscuros, pero les devolvió todo el crédito para hacer lo que se propusieran a continuación.

Así llegó el fenómeno del citado “Random Access Memories” (2013), una fantasía cósmica que volvió a convertir en el estilo de moda el funk y la música disco, que en sus elaboraciones habían sido ingredientes recurrentes, pero casi siempre como fondo.

“Get Lucky”, con Pharrell Williams en el conjunto, fue el ariete que impulsó el álbum. Alcanzó los puestos de honor en 32 países y se hizo también con el favor de la crítica, que le concedió el Grammy a la grabación del año y a la mejor actuación a cargo de un dúo o grupo de pop.

En pleno apogeo, el dúo se aferró aún más a su gusto por el hermetismo. Solo salieron de su ostracismo de manera muy esporádica para colaborar con artistas como The Weeknd, con el que lanzaron primero “Starboy” (2016), que los llevó de nuevo a lo más alto en Estados Unidos, y unos meses después “I Feel It Coming”, motivo por el que se esperaba que acompañaran al canadiense en el Super Bowl.

El más reciente trabajo habría sido como productores del tema “Overnight” del grupo australiano Parcels, en cuyos créditos también figuran como coautores.

No volvió a haber una gira del dúo y tras una serie de noticias que nunca se confirmaron sobre posibles proyectos, Daft Punk utilizó este lunes como despedida un vídeo de casi 8 minutos titulado “Epilogue”, con imágenes de su película inédita “Electroma”, en la que uno de los miembros activa una bomba de autodestrucción adosada a la espalda del otro, que explota al cabo de un minuto, indicando el fin de una era.

Texto y foto: EFE / Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *