Dan luz verde a inversión para Yucatán Seguro

La comisión de presupuesto, patrimonio estatal y municipal del congreso del estado dio luz verde por mayoría al empréstito con el que el Gobierno del Estado financiará el programa “Yucatán Seguro”, que pretende incrementar la seguridad en todo el estado con cámaras de videovigilancia, avión de vigilancia, drones, lanchas interceptoras para la costa yucateca y construir el C5i.​

El monto aprobado se mantuvo como lo pidió el Ejecutivo, en 2,620 millones de pesos, pese a la petición de dos diputados del PRI, Warnel May Escobar y Luis Borjas Romero, para incrementar casi 300 millones el techo financiero para patrullas en municipios y cuatro camiones de Rayos X, respectivamente.​

Contrario a ello, el acuerdo fue que si hay “ahorros y economías” ese dinero se destine a lo que solicitaron los legisladores del tricolor, quienes de esa manera, etiquetaron cualquier sobrante y que pueda ser usado en otros fines, incluidos los electorales.​

La diputada de Morena, Leticia Euán Mis, votó en contra del proyecto por considerarlo demasiado caro y la de Movimiento Ciudadano, Milagros Romero Bastarrachea, argumentó su voto a favor, aunque no está de acuerdo en los transitorios, pues eso obliga al Gobierno del Estado a gastar toda la línea de crédito, lo que no es el fin, pues siempre se habló de no gastar todo el dinero.​

-No sé cómo es posible que se pueda ahorra en temas de seguridad, pero es respetable su opinión -le contestó el presidente de la Junta, Felipe Cervera Hernández, quien después argumentó que el voto de la bancada era a favor del empréstito.​
Se espera que el dictamen sea turnado al Pleno y aprobado en su sesión del próximo lunes 15, cuando concluye el período ordinario de sesiones. ​

La autorización es para que, mediante la Secretaría de Administración y Finanzas, se contrate y ejerza con instituciones mexicanas de crédito, uno o varios financiamientos hasta por $2,620 millones. Los financiamientos se contratarán por medio de un fideicomiso que se constituirá para ese efecto. ​

Como se establece en la iniciativa del Ejecutivo, la contratación de los recursos será mediante licitación pública, a fin de obtenerlos en las mejores condiciones. ​

Los fondos serán amortizados en un plazo que no exceda los 20 años, contados a partir de la fecha en la que se ejerza la primera o única disposición.​

Durante la discusión llamó la atención la solicitud de May Escobar y Borjas Romero, para elevar el techo de crédito para el programa Yucatán Seguro en casi 300 millones de pesos más, lo que llevaría la cifras a más de 2,920 millones de pesos, lo que al final no se realizó.​

El diputado Warnel May Escobar pidió que se soliciten 100 millones de pesos más para etiquetarlos a municipios que tienen problemas de inseguridad y únicamente para patrullas y equipamiento de los policías.​

Por su parte, Luis Borjas Romero presentó una propuesta para que se aprueben 160 millones de pesos, para comprar cuatro camionetas lectoras de Rayos X, tal como acaba de comprar la Secretaría de Marina.​

Para darle el visto bueno al proyecto, los diputados de la Comisión también aprobaron la creación de un Comité de Seguimiento para vigilar que se apliquen todos los recursos económicos, en el que participarán por lo menos dos diputados, representantes de las principales cámaras empresariales, organizaciones de la sociedad civil, el Colegio de Contadores Públicos de Yucatán, el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y una institución de educación superior del estado.​

En este punto hubo una discusión porque la diputada del PAN, Rosa Adriana Díaz Lizama, presentó una propuesta para que no participara ningún diputado, pero a cambio Silvia López, de Movimiento Ciudadano, dijo que si los panistas no querían participar estaba bien, pero que sí hubiera representantes de los otros partidos políticos.​

De hecho, tras varios minutos de discusión legislativa, en el que López Escoffié descalificó a las cámaras empresariales porque sus representantes también son empresarios que hacen negocio con el gobierno, Díaz Lizama retiró su propuesta y solo se robusteció la que presentó la bancada del PRI, en voz de la diputada Janice Escobedo Salazar.​

Hubo un momento en que las diputadas Díaz Lizama y Romero Bastarrachea entraron en un discusión verbal por tomar la palabra, lo que puso tensión al momento, pero al final se impuso la cordura.​

Texto y fotos: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *