Decidimos inundar zonas indígenas, a los más pobres, no a Villahermosa

Explica que el río Carrizal es el que pasa por la capital, por lo que se cerró la compuerta, y toda el agua de la presa siguió por el Samaria a la zona baja, Jalpa, Nacajuca… para evitar una inundación mayor

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que se decidió no inundar la capital Villahermosa, lo que perjudicó a las comunidades indígenas chontales de Nacajuca y Centla, “a los más pobres“, pero justificó que “se tenía que tomar una decisión”.

—Ese río, el Carrizal, es el que pasa por Villahermosa, se cerró esta compuerta, y toda el agua de la presa siguió por el Samaria a la zona baja, Jalpa, Nacajuca, Centla, allá es donde tenemos el problema. Tuvimos que optar entre inconvenientes, no inundar Villahermosa y que el agua saliera por el Samaria, por las zonas bajas —indicó.

—Desde luego se perjudicó a la gente de Nacajuca, son los chontales, los más pobres, pero teníamos que tomar una decisión, ahora ya estamos aislando allá abajo y donde vive la mayoría de la gente de Tabasco se evitó una inundación mayor —señaló.

En un video difundido en sus redes sociales del sobrevuelo que realizó ayer, el titular del Ejecutivo federal aseguró que la situación del desfogue ya es diferente respecto a la semana pasada, pues aseguró que es menor.

Lo acompañaron a este vuelo en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), el general Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional (Sedena); el almirante José Rafael Ojeda Durán, titular de Marina; Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil, y el gobernador Adán Augusto López.

—De nuevo sobrevolando la presa Peñitas. Ya es diferente la situación, ha bajado mucho el nivel, hace una semana se estaba sacando hasta 2 mil metro cúbicos por segundo, ahora el desfogue es de mil 200 metros cúbicos por segundo.

—Eso significa menos agua para la planicie de Tabasco, menos inundación para Tabasco —dijo en un video donde recorrió la presa Peñitas y diversas zonas inundadas de su estado natal.

En otra noticia, de los 252 diputados federales que tiene Morena en la Cámara, 192 de ellos firmaron una carta en la que abrieron las puertas de dicho partido para todo instituto político que se quiera sumar a su proyecto electoral para 2021.

Señalaron que es necesario obtener una “contundente” mayoría en los cargos de elección popular que se contenderán en 2021 para consolidar el proyecto de Nación de la Cuarta Transformación.

—Todo aquel instituto político que se quiera sumar en favor de México siempre será bienvenido con el compromiso indeclinable de seguir apoyando a la Cuarta Transformación porque nuestra mejor alianza siempre es y será con el pueblo de México —dijo.

En una carta que firmaron 192 legisladores federales, en la cual también dieron su respaldo a la política de alianzas impulsada por el presidente del partido, Mario Delgado, advirtieron que aún queda “mucho por legislar” para poder construir el proyecto de nación que impulsa Morena.

A los partidos que decidan aliarse con Morena en las elecciones intermedias, se comprometieron a continuar las alianzas después de los comicios, no será solo electoral.

Texto y foto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *