Depresión tropical deja inundaciones en municipios

En localidades del sur del estado se reportan afectaciones en cultivos y casas, donde el nivel del agua sube entre los 40 y 80 centímetros.

Los más de 3 días de constantes lluvias en el sur del estado han dejado diversas afectaciones, como cultivos y casas inundadas.

En la comisaría de Huntochac, en Oxkutzcab, se reportaron inundaciones en cultivos y en algunas casas; en las otras comisarías del municipio no hay afectaciones graves y hasta ayer los 16 albergues temporales no se han utilizado.

En ciertas comunidades tekaxeñas colindantes del cono sur el nivel del agua por las inundaciones rebasa los 80 centímetros.

Por ello, el alcalde Diego Ávila realizó un recorrido para evaluar las condiciones y garantizar la seguridad de los ciudadanos, tanto la cabecera municipal y comisarías, en coordinación con Sedena, Protección Civil Estatal y Municipal, así como la Policía Estatal y Municipal.

“Recorrimos la cabecera y posteriormente comisarías como Becanchén, San Diego Buena Vista, Santa Cruz Cutza y Pocoboch, por lo que pudimos verificar que existen diversas partes inundadas.

Como parte de las acciones se ofreció evacuar a familias afectadas a los refugios temporales como la Universidad Tecnológica Regional del Sur y el Colegio de Bachilleres de Yucatán, aunque algunas familias manifestaron por propia decisión quedarse en la zona”, declaró el edil.

De igual forma, en el municipio de Ticul el alcalde Rafael Montalvo visitó la cabecera municipal y dos comisarías, detectándose solo ciertas inundaciones en algunas casas que no rebasan los 40 centímetros. Ante esta situación, el ayuntamiento utilizó una pipa para drenar el agua en las casas inundadas.

Por su parte en el municipio de Peto, presidido por Edgar Calderón, el Ayuntamiento empleó una cisterna para drenar las partes inundadas de las comunidades como San Dionisio, en las cuales el agua llegó hasta 80 centímetros.

Asimismo, se repartieron despensas a las familias, según informó primer edil.

Texto y foto: Bernardino Paz Celis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *