Desalojan a trabajadores del Casco de la Hacienda Santa Gertrudis Copó

No hubo detenidos ni lesionados, aseguró la comisaria del lugar, Leydi Cocom

Fuerte despliegue policíaco se registró anoche en la comisaría de Santa Gertrudis Copó, donde los habitantes se alarmaron al ver que del interior del Casco de la Hacienda se realizaban quemas que generaban una fuerte humareda, la cual era visible en toda la población. 

Ante esta situación, relató la comisaria municipal, Leydi Cocom, de inmediato se tocaron las campanas de la iglesia del lugar convocando a los habitantes para averiguar qué estaba ocurriendo, a la vez que se llamó a la policía y a los bomberos.

Los trabajadores del Casco impidieron el acceso a los habitantes, pero si permitieron el paso a elementos policíacos que hicieron una revisión sólo en la parte de adelante de la ex hacienda y no encontraron la causa del humo que “inundó” a la comisaría meridana.

“Déjennos pasar para ver qué pasa, el terreno es de siete hectáreas”, decían los vecinos a quienes los trabajadores permitieron que entrara un pequeño grupo que ubicó el origen del problema en la noria, donde se realizaban quemas.

Ante la preocupación por un posible daño al inmueble que es considerado patrimonio cultural, los vecinos pidieron a los trabajadores que desalojaran el lugar y ellos accedieron, momentos después, ante la custodia de los uniformados. 

Te puede interesar:  Santa Gertrudis Copó es filón de alta plusvalía, pero se roza en ilegalidad

Este viernes, el equipo de Punto Medio platicó con la comisaria Leydi, quien confirmó que ya no hay trabajadores en el Casco de la hacienda y que no hubo detenidos ni lesionados por los hechos ocurridos anoche.

“Los pobladores se han comportado de manera pacífica, pero esta sentida por las constantes agresiones que ha recibido por parte de quienes se ostentan como dueños de la propiedad que ellos recuerdan era de la familia Xacur, con quienes incluso jugaban en su infancia”, explicó la comisaria, que pidió a las autoridades correspondientes que pongan fin a este conflicto que rompe la armonía y la tranquilidad de los habitantes del lugar.

“Pedimos una mesa de diálogo con los empresarios, con los particulares, con las autoridades y los vecinos para arreglar el tema de la invasión del espacio público que se tomó a la comunidad”, explicó al recordar que ya se han metido varios escritos solicitando una reunión, pero no han tenido respuesta. “Es importante hacerlo para evitar que se genere violencia. Hay que guardar la calma, las cosas no se solucionan de esta manera”, finalizó.

Texto: Manuel Pool

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *