Descubre cómo ganar en la bolsa, pese a la incertidumbre

Aunque las bolsas mundiales se han tambaleado, algunas clases de activos se resisten a la tormenta del coronavirus.

Es un hecho que la crisis financiera provocada por el coronavirus en todo el mundo ha puesto de cabeza a las bolsas (mercado de valores), incluso las de los países más poderosos como Estados Unidos o Europa.

En el caso de México se dieron varios días a la baja en los meses previos, aunque después vivió días de alzas, como ayer que la Bolsa Mexicana de Valores ganó este miércoles 1.10 % en su principal indicador, debido en buena medida a las ganancias de América Móvil y con ello quebró una racha negativa de siete jornadas a la baja, señalaron analistas bursátiles.

Pese a que las bolsas mundiales se cayeron por el miedo a que la economía global caiga en recesión, algunas clases de activos resisten la tormenta.

Esta es la selección que ha hecho Bloomberg tras rastrear el universo de inversión, publicado en www.finanzas.com, el pasado 20 de marzo, que puede ser una buena guía en caso que usted tenga dinero para invertir.

Renta variable: En teoría, la renta variable es el activo menos indicado para intentar pescar en este río tan revuelo. Solo 11 de los 94 índices que recoge Bloomberg están en positivo, aunque ningún sector global se anota números verdes.

Ahora bien, siempre hay excepciones, como la de Dinamarca. Y es que el selectivo OMX 20 de Copenhage todavía luce beneficios anuales del 2%, gracias en parte a la gran ponderación que tiene este índice en compañías de servicios sanitarios y atención médica.

También hay alternativas en algunos índices más pequeños, el ChiNext, cargado de tecnología de China, un selectivo que se revaloriza en lo que llevamos de año alrededor del 18%.

Bonos: Los activos refugio por excelencia. La necesidad de colocar el dinero allá donde esté menos expuesto, ha hecho de los bonos uno de los destinos preferidos en esta crisis. Por eso, sus precios suben con fuerza y sus rentabilidades, que se mueven en sentido inverso, caen con la misma contundencia.

Así, el rendimiento de los bonos del Tesoro de EE. UU. a 10 años, el índice de referencia global de los bonos, se ha desplomado a un mínimo histórico en marzo pasado. Mientras tanto, el stock de deuda con rendimientos negativos en el mundo ha subido casi 3 billones de dólares, hasta alcanzar los 14,2 billones.

Volatilidad: Otro tapado que ahora está de dulce. Las bolsas se han montado en la montaña rusa, con lo que la volatilidad escala a máximos no vistos desde hace un año. Hay oportunidades, por ejemplo, en los futuros del índice ProShares Ultra VIX, que se dispara casi un 70% en lo que llevamos de año.

Se puede invertir en este índice, pero también se puede monitorizar para extraer sus señales. Volatilidad normalmente se asocia a riesgo, así que cuánto más se dispare, más intensidad hay que esperar en el castigo que está recibiendo la renta variable.

Oro: El rey de la fiesta cuando lo que se busca es seguridad. Y esta vez no es diferente. En lo que llevamos de año se dispara un 8% y cotiza cerca de sus máximos de siete años. Pero es que además, promete buenas noticias. El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs prevé que el precio del oro, uno de los activos refugio en momentos de incertidumbre, llegará a los 1.700 dólares por onza en tres meses y a 1.800 dólares por onza en doce meses, lo que supondría una subida interanual superior al 9%.

Inversiones temáticas: Cada vez más populares, algunas inversiones temáticas están aguantando el tipo razonablemente bien.

Es el caso, por ejemplo, del ETF IShares Global Clean Energy, de energías limpias, que gana en el año en torno al 7%. O del ETF ARK Innovation, que invierte en valores vinculados con la innovación disruptiva, y que contabiliza una subida del 3%.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *