Descubren cascada en una caverna debajo de la iglesia de Santa Elena

El grupo Espeleológico Ajau realiza una exploración en el municipio, que tenía el objetivo de conocer los riesgos potenciales del lugar

Inició el nuevo año y ya dieron a conocer una nueva maravilla natural en Yucatán, tras una exploración que realizó el grupo Espeleológico Ajau en noviembre del 2020, cuando las autoridades del municipio dieron a conocer una cavidad subterránea ubicada en la plaza pública central de dicha localidad. Los objetivos de la expedición fueron realizar el reconocimiento, registro y mapeo topográfico del lugar para conocer sus características morfológicas y realizar recomendaciones acerca de los riesgos potenciales durante el ingreso de personas, tanto para el subterráneo como para los visitantes.

Al parecer, el sitio explorado fue parte de un sistema hidráulico subterráneo, construido para drenar el agua pluvial mediante la modificación del terreno natural, el cual fue excavado y adaptado por medio de un túnel que conduce el agua hasta la parte más profunda de la cavidad.

Una de las incógnitas de esta expedición fue el origen de una escorrentía constante durante el recorrido, la cual formaba una cascada al final de la cueva.

Este evento llamó la atención de los expertos, ya que las corrientes de agua con la velocidad de flujo observada no son comunes en la península, dado el relieve poco pronunciado del territorio, y siendo que no llovió al momento de su incursión, ni en días anteriores. Por su morfología, fue necesario el empleo de equipo y técnicas verticales para la exploración de esta cavidad.

Concluida la topografía, determinaron que el subterráneo tiene una longitud de 135 m y una profundidad de 34 m hasta llegar al nivel freático. Los integrantes del equipo multidisciplinario de exploración fueron: Marcelo González Rodríguez, María José Gómez Cobá, Fátima Tec Pool, Addy Loría Uc, Pía Mc Manus Gómez, Luiz Afonso Figueiredo.

Es importante destacar que esta actividad se realizó bajó un estricto protocolo de sanidad para prevenir contagios por el virus SARS-CoV-2, el cual incluyó pruebas de laboratorio para los participantes, desinfección del materiales y equipo, y uso de mascarilla facial en todo el recorrido.

Al finalizar, el grupo Ajau consideró que el informe elaborado y entregado puede contribuir a lograr un mayor conocimiento del patrimonio cultural e histórico del pueblo de Santa Elena, lo cual es importante para sus habitantes y las generaciones futuras.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *