Destrozan más de 12 mil cervezas y 300 botellas de licor decomisadas

Autoridades civiles y de las fuerzas armadas constatan la destrucción de bebidas aseguradas a vendedores clandestinos

Más de 12 mil cervezas y unas 300 botellas de licor, decomisadas a vendedores clandestinos durante la ley seca establecida para aminorar contagios de COVID-19, fueron destruidas ayer jueves al mediodía en el estacionamiento del estadio de béisbol Leandro Domínguez del barrio de Santa Lucía.

El fiscal general del estado, Juan Manuel Herrera Campos, explicó que hay más, pero aún se encuentran en litigio por lo que no pudieron destruirse ya que están en custodia.

DESCARTAN ALGÚN USO

Además, señaló que al decomisarse estas bebidas no se les puede dar ningún uso como algunos planteaban que se vendieran y el dinero fuera usado para alguna causa noble, por ello para evitar mal interpretaciones deben ser destruidas.

Finalmente el funcionario estatal agregó que al no ser considerado un delito grave en el código penal, ya están libres todos los detenidos por esta causa previo pago de sus multas y solamente queda una persona detenida por esta causa. Por otra parte, dijo, hay unos cincuenta vehículos resguardados y varios objetos como neveras, refrigeradores y otros relacionados al almacenamiento y venta del alcohol decomisado.

El evento fue presidido por el gobernador del Estado Carlos Miguel Aysa González, quien estuvo acompañado por representantes de las fuerzas armadas y el delegado de la Fiscalía General de la República, quienes constataron que una máquina buldócer pasó por encima de las latas y botellas antes descritas, regando el líquido por todo el estacionamiento del estadio.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *