DIF y cadena Oxxo, aliados para la inclusión

Con una enorme sonrisa y una gran emoción en el rostro por este logro, seis jóvenes recibieron sus diplomas por haber acreditado el curso de entrenamiento teórico-práctico “Formador de ayudante de tienda”, que ofrece el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), en coordinación con la cadena comercial OXXO.

María Cristina Castillo Espinosa, directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, señaló que ayer en día la discapacidad no es una barrera para que las personas puedan llevar una vida plena, como lo ha demostrado este entusiasta grupo, que con estos conocimientos ya pueden acceder al sector laboral.

El compromiso del DIF Yucatán es impulsar más y mejores oportunidades para las y los yucatecos en todos los ámbitos, además de ofrecer servicios con un trato humano, como lo ha pedido el gobernador Mauricio Vila Dosal para todas las dependencias de esta administración.

Gabriela del Rocío Valadez Uh, Laura Lizet García Rejón, Verónica Susana Méndez Interián, Santa Concepción Manzanero, Lizbeth Naquid Núñez y Wilhelm Pacheco Ortiz obtuvieron los documentos que les otorga la acreditación oficial; ellas y él representan la onceava generación de este programa.
A nombre de sus compañeras, Wilhelm agradeció esta preparación que les brindó el CREE para desarrollarse plenamente, ya que ahora cuenta con un empleo que le permitirá obtener ingresos para sostenerse y apoyar a su familia.

Por su parte, el director del CREE, César Espadas Sosa, señaló que a través del programa de Valoración para el Trabajo (Valpar) se evalúa y certifica las aptitudes y habilidades de las personas con discapacidad en relación con el sector laboral, con el objetivo de encontrarles una plaza.

Destacó que, a lo largo de estas 11 generaciones, ya suma 68 egresados y, de ese total, 42 han obtenido un puesto formal en la tienda OXXO y otras empresas. El resto, se ocupa en empleos familiares, talleres protegidos o continúan en capacitación en otras instituciones.

Indicó que el entrenamiento teórico-práctico es de siete semanas en una jornada de siete horas diarias, cuatro días a la semana y consiste en un programa, con un enfoque de terapia ocupacional, diseñado con base en la experiencia propia de las y los instructores.

Esta inclusión fortalece la operación y productividad en las tiendas.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *