Disminuyen siniestros viales por pandemia

Ante las restricciones de movilidad y confinamiento debido a la contingencia, los incidentes presentan una reducción de poco más del 50%

En lo que va del año, el número de siniestros viales disminuyó en poco más del 50%, debido a las restricciones de movilidad y confinamiento a raíz de la pandemia por COVID-19, reconoció el ingeniero René Flores Ayora, auditor en Seguridad Vial del Centro Nacional de Prevención de Accidentes (Cenepra). 

En el marco del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas por Siniestros Viales, que se conmemoró en el Monumento a la Patria, Flores Ayora señaló que en lo que va de este 2020 se han registrado 150 muertes por esta causa, 172 menos que en el 2019, que cerró con 322.

Al respecto, resaltó que los tres factores de riesgo son la velocidad, la imprudencia, y manejar en estado de ebriedad. 

Asimismo, destacó que el periférico de Mérida sigue siendo la vía más letal del estado, teniendo desde el año 2015 hasta el día de hoy 106 personas que han fallecido en esa zona.

“El 80% de los fallecidos han sido las personas más vulnerables, un 44% peatones, 20% ciclistas, 16% motociclistas y un 20% conductores y acompañantes”, aseveró.

Además, declaró que en el Informe del 2019 de Peatones y Ciclistas, se detalló que el periférico de Mérida ocupa el cuarto lugar de las 50 calles más mortales del país, un lugar nada honroso. 

El especialista en seguridad vial explicó que, según la media nacional, cada año fallecen 280 personas a causa de estos accidentes, de los cuales los que mayor incidencia tienen son los motociclistas. 

En ese tenor, comentó que el uso de cascos certificados es vital para evitar la muerte en este sector; sin embargo, solo un 25% los utiliza, pues muchos se los colocan al revés, incluso usan cascos de construcción, que no son nada seguros. 

Por otra parte, señaló que entre las glorietas más conflictivas que hay en la ciudad, se encuentra la de Correa Rachó, cerca de Altabrisa, en la cual considera se debe circular a 30 kilómetros por hora para evitar siniestros. 

“En las avenidas principales se debería circular a 60 km/h, para que estos casos disminuyan, principalmente en la ciudad”, expresó. 

Respecto a la nueva Ley de Vialidad, que se aprobó hace unos meses, confía en que los resultados de esta nueva norma se vean a mediano plazo. 

“Según las nuevas reformas y normativas que vienen para los próximos 10 años, se espera que  estos hechos de tránsito disminuyan en un 50%”, externó. 

Por último, afirmó que el evento realizado ayer en el Monumento a la Patria tiene como finalidad reflexionar sobra la forma en la que se pueden salvar millones de vidas, cada uno desde sus trincheras, ya sea abrochándose el cinturón de seguridad, no hablar ni textear en el teléfono mientras manejan, no conducir en estado de ebriedad, ni a exceso de velocidad, utilizar cascos autorizados, y sobre todo respetar los límites de velocidad.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *