“Don Mario” vende accesorios a un peso en el centro de Mérida

Su gusto por la joyería y su experiencia en el manejo de la filigrana, ha llevado a don Mario Marvel Fuentes a crear diseños únicos, que se han convertido en el gusto de muchas mujeres, sobre todo por sus precios, que van desde 1 peso hasta los 10 pesos, y que son hechos con material 100% de acero inoxidable.
Don Mario se instala todos los días de 7 a 10 de la mañana fuera de un establecimiento de empeños, ubicado en la calle 69 por 56 y 58 del centro de la ciudad, en donde ofrece sus accesorios, que han llamado la atención por el bajo costo que tienen.

El entrevistado señaló que prefiere ofertar sus productos a un precio económico, para que se vendan más rápido, pues únicamente le dan permiso de vender durante 3 horas, sin embargo, comenta que al día ha sacado hasta 300 pesos, que le alcanza para poder sobrevivir.
Destacó que la gente que circula por ese lugar, al ver los precios quedan atónitos, por lo que terminan comprándole, aunque sea un artículo.

“Los aretes de un peso, son lo que tienen más demanda, sin embargo, estoy considerando subirle un peso más en diciembre, ya que tuvo un incremento el material que utilizo para elaborar todas esas piezas” informó el adulto mayor de 75 años de edad.

Gracias a una publicación que subió una clienta en sus redes sociales, donde exhortaba a la gente a comprarle, se convirtió en toda una celebridad, ya que incluso personas de Tabasco, Quintana Roo y Baja California le han encargado producto, para comercializar en sus lugares de origen.

Indicó que tiene 35 años vendiendo en las calles, y a pesar de que le da miedo contagiarse de Covid-19, trabajar no es una opción, ya que necesita ese recurso para poder sobrevivir, pues actualmente vive solo con su hermano, y su hijo lo apoya en ocasiones, ya que también la está pasando difícil por la pandemia.

Resaltó que todo lo que sabe de joyería es gracias a que por muchos años estuvo trabajando en empresas reconocidas en Yucatán, donde pudo perfeccionar sus diseños.

El septuagenario vive en el centro de la ciudad, por lo que todos los días camina hacia esa calle, donde tiene permitido vender unas cuantas horas. Aprovecho para dar a conocer que en breve hará diseños nuevos para que la gente pueda regalar en navidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *