Dormita y vuelca su auto en el periférico

EL SUEÑO venció al conductor de un Aprio Negro, por lo que perdió el control de su automóvil cuando transitaba sobre el Anillo Periférico a la altura del kilómetro cuatro frente al motel “El Tuch” y terminó volcado.

Aparentemente, el guiador no pudo combatir el sueño y en pleno bostezo y pestañazo terminó volcado sobre su lado derecho en el mero fondo de la hondonada que divide los carriles; las abolladuras en la lámina del automotor.

El guiador de un Aprio con placas YZZ-817-B, que circulaba de Umán a Kanasín, aparentemente se echó un “coyotito” por un tramo y cuando abrió sus ojitos perdió el control del volante, girando y volando fuera de la cinta asfáltica hasta que terminó “descansado” de costado en el fondo de la hondonada.

El guiador admitió que estaba cansado, pero también afirmó que hubo una “falla mecánica” en su carro, lo que provocó el accidente, que para su fortuna sólo fueron daños materiales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: