Dos sujetos con necesidad de entenderse

Carlos Pérez
carper165@hotmail.com

Hablar de números y porcentajes en estos momentos de pandemia es una ventana al campo del miedo y el horror, no diremos cifras, pero sí una de las probables causas  de  lo que estamos viviendo: la desatención al medio ambiente. Tristemente  no hemos realizado casi nada en este sentido, tanto por nosotros como individuos como las organizaciones, es decir, es imprescindible que las empresas trabajen de la mano con acciones de mejora al medio ambiente; muchos expertos señalan que lo que hoy estamos viviendo con este virus es resultado de una mala atención por todos a nuestro ecosistema.

Estos dos elementos, empresa y medio ambiente tiene hoy en día la obligación de  interactuar todo el tiempo para llegar a tener una relación beneficiosa en el futuro, si nos vamos hacia atrás, la gestión ambiental era vista como un gasto innecesario, sin embargo, en la actualidad  cuando una marca inicia operaciones, no puede dejar de lado el entorno en el cual despliega su función como empresa  y es que resulta urgente  que las organizaciones cumplan con la responsabilidad social a la que están obligadas, y puedan gestionar tácticas positivas hacia un mejor medio ambiente. Tenemos que cambiar nuestra actitud como empresarios y que este año que acaba de suceder y el 2021 nos haga reflexionar para apostar por la innovación en eficiencia energética, con el fin de contribuir a nuestro entorno de manera positiva.

La labor de las empresas es fundamental en la lucha por cuidar este planeta, necesitamos hacerlo con una visión sostenible, quiero pensar que con el grave problema de la salud que estamos sufriendo hay una preocupación legítima en las organizaciones por el cambio climático y el papel que jugó ante esta enfermedad; pero la participación de las empresas es fundamental, por lo que dejamos seis recomendaciones que el sitio nueva-iso1401.com nos sugiere para  este binomio empresa – medio ambiente y son los siguientes: 1. Ahorra energía eléctrica; 2. Cuida el uso de agua; 3. Recicla para cuidar el ambiente; 4. Disminuye las emisiones CO2; 5. Invierte y colabora en investigaciones ecológicas y  6. Utiliza envases sustentables.

Tal vez esté pensando que habrá más, sin embargo, iniciemos con estos seis sencillos pasos que si las empresas en su conjunto realizarán avanzaríamos mucho. Y te dejo como siempre una pregunta para reflexionar profundamente, ¿qué estas aportando como empresario en este ámbito de acción?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *