Editorial

El anuncio hecho por el canciller Marcelo Ebrard de que en el país se aplicarán vacunas de la farmacéutica Sanofi-Pasteur, es una noticia que llena de esperanza a los mexicanos y un poco de fuerza para afrontar los futuros desasosiegos que se nos irán presentando en el camino que nos resta por recorrer con esta pandemia.

Es cierto que aún no nos dicen la fecha en la que serán suministradas las dosis, pero creo que el pensamiento de todos los mexicanos es que sea lo más pronto posible, incluso mañana mismo, para salir poco a poco del atolladero de salud y económico en el que nos hemos metido.

Esperemos que el Gobierno Federal realice las gestiones necesarias para que esto se dé mucho antes de que finalice el año, ya que además tendría el país acceso temprano a la vacuna resultante. De lograrse esto estaría lavando un poco la imagen de pasividad que se ganaron con su actuación durante todo el tiempo que ha durado la contingencia.

En lo que respecta al Gobierno del Estado, el mandatario Mauricio Vila Dosal ha visitado dos veces en las últimas dos semanas las instalaciones de la SSP, la primera para dotar de ambulancias al cuerpo de seguridad, pero ahora lo hace con lanchas para la vigilancia de las costas, enviadas de los recursos del programa “Yucatán Seguro”, por lo que tenemos un día con noticias no tan malas como las de los últimos cuatro meses.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *