Editorial

La discusión entre el los gobernadores (incluido Mauricio Vila) con el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, ya llegó a niveles que pueden terminar explotando dentro de poco, ya que estamos hablando de una sonada crítica a la falta de apoyo y de interés de la 4T por ayudar a las entidades con el tema del coronavirus.

Para poner en contexto, hace un par de días en una reunión entre la Conago con el subsecretario de Salud de la federación, este último amenazó a los gobernadores al señalar que estarían incurriendo en una falta administrativa y penal si no garantizaban las medidas para proteger a los ciudadanos, ante lo cual los mandatarios contestaron que los estaba dejando solos.

En esta discusión el mismo gobernador de Yucatán, Mauricio VIla Dosal, indicó que era imposible seguir transitando en esta dirección.

Sin embargo, todo esto ocasionó que 10 gobernadores del Bajío, centro y del norte del país pidieran la renuncia de Hugo López Gatell, por no tener sensibilidad, inteligencia y responsabilidad al momento de hablar de contagios, además de que siempre se anda contradiciendo con las cifras.

Bueno, esto se veía venir. El desgaste ha sido demasiado, y al parecer el Presidente de la República tendrá que ver si hace algún cambio o sigue usando a López de Gatell como saco de boxeo para que los derechazos no le impacten en su humanidad. Habrá que ver.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *