Editorial de Peninsular Punto Medio

Los maestros serán los siguientes vacunados y se pretende que regresen a clases antes de que finalice el curso escolar, eso fue lo que señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien durante el primer evento que tuvo en Yucatán se mostró mucho más tranquilo y  menos “golpeador” que de costumbre.

Por su parte, el gobernador Mauricio Vila Dosal también mostró la misma prudencia de siempre y se esforzó por mantener la relación de cordialidad que tiene con el mandatario y que hasta el momento le ha permitido estar en las mesas de discusión y de debate con el Gobierno federal, a pesar de lo poco que le han otorgado en términos generales.

Llama la atención que ni el presidente López Obrador ni el gobernador Vila Dosal mencionaran algo de los amparos que tienen detenida la obra del Tren Maya, ni tampoco de la Ley de la Industria Eléctrica. Pero eso tiene una razón muy poderosa.

En Yucatán están cayendo importantes inversiones federales, y en general en toda la Península. Estamos seguros que el Gobierno del Estado no quiere entorpecer ese tipo de relación con ataques ridículos a todo lo que se mueva.

Sin embargo, el tema del presupuesto y de otras decisiones unilaterales de la 4T, pueden ir desgastando la situación…pero, por el momento, todavía hay una tregua  e incluso una alianza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *