Editorial de Peninsular Punto Medio

Nos encontramos ante una de las polémicas más importante de estos tiempos de coronavirus, y todo derivado de un anuncio que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio en Yucatán hace dos semanas.

Al ser vacunados los maestros se está analizando la posibilidad de que regresen las clases presenciales antes de que finalice el actual curso escolar. Pero, ¿será suficiente con que los docentes sean inmunizados para que ya tengamos a 20 o 30 niños en un salón de clases y a más de 300 o 400 en un plantel educativo?

Si queremos regresar a clases, ¿no sería mejor esperar a que también se vacune a los alumnos y no sólo a los maestros? ¿O a lo mejor esperar a que arranque el próximo periodo escolar, tomando en cuenta que éste ya se encuentra casi perdido, en lo que respecta a clases presenciales?

Es verdad que los niños tienen que regresar a las aulas, ya que la modalidad educativa vía internet y TV está llevando a un deterioro en la educación, pero lo primero que se debe cuidar es la salud de los estudiantes y también de los maestros y esto es lo que no está ocurriendo.

La Federación no está garantizando la salud de los educandos y, como en todos los casos relacionados con esta pandemia, parece estar tomando decisiones apresuradas y sin análisis.

Todos queremos que nuestros hijos regresen a clases, pero no a cualquier costo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *