Editorial de Peninsular Punto Medio

La nueva ruta del Periférico es un pedido largamente anhelado por la ciudadanía, ya que le brindará la posibilidad de trasladarse mejor en una ciudad que ha crecido en los últimos 20 años y para el cual el transporte público se le ha quedado corto.

¿Quién no ha tenido que tomar dos camiones y tardar dos horas en el traslado de un destino a otro, cuando, si se hubiera contado con una ruta que recorriera el Anillo Periférico se habría podido trasladar en 15 minutos?

Es cierto que esto debió de haberse hecho desde hace más de 10 años, cuando se veía que en el Periférico comenzaban a operar empresas y universidades y que más allá de los límites había fraccionamientos completos como Ciudad Caucel, pero es mejor hacerlo de una vez en lugar de estar dilatando la llegada de estos servicios tan importantes.

Hay que reconocer que las actuales administraciones de Mauricio Vila Dosal y Renán Barrera Concha, están tratando de hacer algo por mejorar la movilidad de la ciudad de Mérida, y no quedarse en lo mismo de siempre, a pesar de las críticas que puedan llevarse con estos cambios. Sólo el futuro puede decirnos si estas medidas funcionan o no, pero era el momento para aplicarlas.

Pero no debemos creer que esta ruta es la solución final, al contrario, el cambio todavía sigue, porque nuestra ciudad no deja de crecer…y nosotros con ella.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *