Editorial de Peninsular Punto Medio

Que la tercera ola no se convierta en maremoto. Esa fue la advertencia que los médicos de todo el país le hicieron al Gobierno federal luego de que hasta el momento ha pasado muchos de ellos no han sido vacunados contra el coronavirus, a pesar de ser quienes están en la primera fila de batalla en contra de esta terrible enfermedad.

No sabemos cuál es el afán de Morena de estarse peleando con todos los que tiene enfrente. Muchos pensarán que los ataques que reciben es por culpa de otros partidos políticos o de “conservadores” que quieren perjudicarlo, pero la realidad es que en todos los sectores sociales ha tenido enfrentamientos.

No hay un sólo día que el actual gobierno no haya tenido sin pelearse con alguien o recriminarle. Pareciera que la gente de Morena se alimenta de los enfrentamientos y vive de ellos, ya que los propicia y se regodea con este tipo de situaciones.

Ahora son los doctores, pero ayer fueron los del INE, y anteayer los empresarios, y otras veces Loret de Mola, y antes el movimiento feminista, y si nos vamos más atrás Carlos Urzúa, pero también los artistas, los pensadores, las organizaciones civiles, las guarderías, etc.

Enfrentamiento sin fin y discusiones estériles que provocan marchas y quejas constantes, así como una población dividida y que pelea todo el tiempo en las redes sociales y en los cafés.  Para pelear se necesita dos… O un gallito que se la pase de friega queditos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *