Editorial de Peninsular Punto Medio

Mañana será un día que tendrá la atención de todos los yucatecos, ya que puede darse el importante anuncio de que ya nos encontramos en semáforo amarillo y que se reducirán las restricciones que existen en la población a causa de la pandemia del coronavirus.

Como siempre, es importante recalcar que a pesar de encontrarnos en semáforo naranja nuestra reactivación ya estaba bastante avanzada, y si conservamos esa categoría es sólo como un manera de alertar a la población y recordarle que el coronavirus sigue afuera y que era igual de contagioso y letal.

Es por eso que es tan importante que tengamos la posibilidad de pasar al semáforo amarillo, ya que esto no sólo representa un mensaje a todos los yucatecos, sino también a todos esos turistas que cuando eligen un destino que visitar valoran todos los factores posibles, y son la seguridad y el control del coronavirus algunos de ellos.

Pero además esta mejora no se encuentra sólo en el discurso, ya que los datos de hospitalizaciones están teniendo una importante reducción que nos llega a pensar que, por fin, puede estarse controlando el covid-19, después de un año de incertidumbre y teorías descabelladas.

Aún recordamos cómo el año pasado, en estos mismos meses, había voces que decían que el virus no sobreviviría al calor de Yucatán y que se reducirían los contagios… Sí, éramos muy ingenuos e ilusos. No sabíamos lo que nos esperaba.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *