Editorial de Peninsular Punto Medio

El cinismo y la conveniencia en su máxima expresión, eso es lo que está ocurriendo en la 4T con el caso de la línea 12 del Metro. La manera en la que la bancada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México ha querido dar carpetazo a las investigaciones es de lo más indignante que ha pasado en el actual sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

El escuchar a los diputados de la Ciudad de México afirmar que “por respeto” a las víctimas y a los ciudadanos prefieren darle carpetazo a lo ocurrido es una de las acciones con más falta de empatía que ha realizado el actual Gobierno Federal, porque estamos seguros que los familiares de las víctimas están esperando que haya una investigación exhaustiva de lo que ocurrió hace unos días, y no el olvido al que quieren sepultarlo los legisladores.

Es increíble como le niegan a la población una investigación exhaustiva como las que suelen realizar las administraciones morenistas cuando se trata de administraciones pasadas o de rivales políticos que quieren sepultar porque van en contra de sus intereses.

Ojalá los responsables no fueran del INE, porque los estarían fustigando con comentarios diarios en la mañanera o queriendo desaparecer como a otros tantos programas. O quizás los podrían investigar con su brazo perseguidor en el que se ha convertido la Unidad de Inteligencia Financiera.

Pero como se trata de una tragedia casi exclusiva de su grupo político, entonces prefieren callar como momias…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *