Editorial de Peninsular Punto Medio

Ya lo dijo muy claro el gobernador Mauricio Vila: “La vacuna no es un permiso para matar”. Y tiene razón, porque en muchos momentos los yucatecos se han excedido de la reactivación que quiere llevar a cabo el Gobierno del Estado.

Los números son claros y contundentes: jóvenes de los 16 a los 39 años son los que más se están contagiando de coronavirus al salir más a encuentros sociales ahora que estamos en una fase avanzada de la reactivación económica, y al parecer lo han hecho sin ninguna restricción o protección, lo que nos ha llevado a tener altos números de contagios y, en consecuencia, al regreso de medidas como el llamado “toque de queda”.

Otra situación es la desinformación por parte de la sociedad, que no ha hecho el esfuerzo de conocer bien las medidas que deben tomarse al aplicarse la vacuna, ya que ésta no es una varita mágica que nos hace inmune al virus, sino que sólo evita los efectos más graves y, además, tiene un periodo de 28 días para que el paciente ya quede completamente inmunizado.

Hay que tener conciencia, todos queremos salir y hacer nuestra vida, pero hay que hacerlo con responsabilidad y sin darle al coronavirus la oportunidad de echar para atrás la reactivación que con mucho esfuerzo se consiguió.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *