El 80% de la basura en el mar es plástico, advierten

Las bolsas y botellas son, por lejos, los materiales dominantes en el fondo del mar, seguido del metal, vidrio, ropa, papel, entre otros

En los océanos hay basura, pero ¿de qué tipo y cuál es su origen? Un nuevo estudio pone cifras a su composición a escala global y confirma la abrumadora prevalencia de los plásticos: en promedio, el 80 por ciento de los objetos encontrados en los mares son de este material, sobre todo bolsas y botellas.

El plástico es de lejos el material dominante, seguido del metal, vidrio, ropa y otros textiles, goma, papel y madera procesada. La mayor proporción de plástico está en las aguas superficiales (95 por ciento), seguida de las costas (83%), mientras que los lechos de los ríos muestran el menor porcentaje de estos objetos (49).

Estos datos se recogen en un artículo publicado en la revista Nature Sustainability, en el que se analizan 112 categorías de basura (de más de 2.5 centímetros) en siete entornos distintos: agua de ríos; lechos de ríos; playas; aguas costeras; aguas abiertas; fondos costeros, y en grandes profundidades oceánicas.

Su publicación se hace junto a otro trabajo que pone números a la contribución de los países europeos a la basura marina. Ambos están liderados por científicos españoles y tratan de armonizar y poner orden a los datos, hasta ahora “dispersos”, sobre este problema ambiental.

Sus responsables advierten de que la producción irresponsable de artículos plásticos de un solo uso, el comportamiento inadecuado de algunos usuarios y las deficiencias en los sistemas de recuperación conllevan una fuga continua de este material, por eso proponen un mayor control del consumo y producción de aquellos productos con mayor presencia en la naturaleza.

La colaboración entre instituciones, centros de investigación y ONG de 10 países ha permitido identificar los productos con mayor presencia en los grandes ecosistemas acuáticos, una información que los autores quieren acercar a los gestores y que es básica para las políticas de prevención.

Aunque el estudio hace diversas clasificaciones según los siete tipos de ecosistemas analizados, recoge valores medios. Así, de las 112 categorías de residuos examinados, diez de ellos suponen las tres cuartas partes de la basura, un “top diez” que encabezan bolsas, botellas, envases de comida y cubiertos, y envoltorios.

Por entornos, las bolsas aparecen entre las dos posiciones más altas de la clasificación para todos ellos, con excepción de los lechos de ríos y las aguas abiertas. Las botellas de plástico se sitúan sistemáticamente entre los cinco primeros elementos de todas las zonas y son especialmente frecuentes en fondos marinos profundos.

Envoltorios y envases son abundantes en entornos costeros y relativamente escasos en alta mar, mientras que cuerdas sintéticas, hilos, boyas y redes representan la mayoría de los encontrados en aguas abiertas (61 por ciento).

En cuanto al origen, los productos de consumo para llevar (bolsas, envoltorios, envases de comidas o latas) representan la mayoría en todos los entornos, del 50 al 88%, excepto en el mar abierto donde mayormente proceden de actividades oceánicas.

Los de origen médico y/o higiénico (como toallitas) están ante todo en fondos marinos cercanos a la costa.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *