El caso Ema Gabriela no estaría cerrado

Es probable que el hoy sentenciado busque una alternativa para apelar a la sentencia de 50 años de cárcel que se le impuso hace unos días

La activista social, Adelaida Salas Salazar, advirtió que existe la posibilidad de que la defensa de Martín Medina Sonda se ampare sobre la sentencia de 50 años de prisión que le fue interpuesta por feminicidio agravado de su ex pareja, Emma Molina Canto.

Entrevistada por la agencia ACOM sobre el tema, Salas Salazar, quien junto con la víctima y la madre de ésta, Ligia Canto, denunciaron los atropellos de Medina Sonda, aceptó que es probable que el hoy sentenciado busque una alternativa para apelar a la sentencia.

Dentro de este proceso, señaló, existe también la posibilidad de que el castigo le sea retirado por un juzgado federal.

“Hay un riesgo porque lo que alegó la defensa (de Medina Sonda), que estuvo hablando como 5 horas el día de los alegatos, era que se le habían violado los derechos, que la Fiscalía tenía que esperar. Dio muchos indicios por allá” observó.

“No creemos que apelen acá porque les van a decir lo mismo (que persiste la condena), pensamos que se van a ir directamente a un amparo federal, ya sea en Puebla o Veracruz”, externó.

Según la activista, quien también fungió como testigo en el juicio oral contra Medina Sonda, si la Fiscalía General del Estado no integró alguna “pequeña cosa”, sin sopesar todo el daño que causó el sentenciado, este podría salir librado de la condena por lo que señaló que el asunto aún tiene cauce.

Apenas ayer, el Primer Tribunal de Juicio Oral determinó una sentencia de 50 años de prisión a Medina Sonda, por el delito de feminicidio agravado, pena máxima establecida en el Estado para ese ilícito.

En la audiencia también se determinó una pena de 35 años de cárcel para Juan Ramón Moreno Hernández, por el delito de homicidio calificado, ambos relacionados con el caso de la privación de la vida de Emma Gabriela Molina Canto, en marzo del 2017 en el fraccionamiento San Luis de la capital yucateca.

Sobre este caso, Adelaida Salas afirmó que se trata de una sentencia sin precedentes para el estado, aunque dejó en claro que la justicia se tardó en llegar.

“Por fin se ha aplicado lo que debe de ser para un feminicidio agravado que es la pena máxima en el estado. Era bola cantada, creo que es un poco de lo que se le debe a Emma Gabriela”, dijo.

“Estuvieron esperando mucho tiempo, casi año y medio duró un amparo y cuando no se pudo hacer nada, se inicia el juicio y se da la sentencia que es la esperada”, agregó.

Refirió que en caso de que hubiera un amparo de Medina Sonda sobre la sentencia, la familia de la víctima recurrirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que esta se mantenga.

Fuente: ACOM

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *